El minarquismo moral

El pez es el gobierno

Ya sabemos que:

■ MINARQUISMO consiste en un gobierno de tamaño mínimo. Esto es, todo en manos de la población civil (como siempre fue desde el inicio de los tiempos), y lo mínimo posible en manos del gobierno. Ese ‘mínimo’, según los minarquistas, sería la gestión del principio de no agresión. Esto es, evitar el inicio de la fuerza entre ciudadanos, o desde el exterior. Así, al gobierno se le concedería para ello el monopolio legitimado de la violencia, y la gestión de ejército, policía, tribunales y cárceles.

En minarquismo el tamaño del gobierno (el gasto del gobierno como % del PIB) debería estar necesariamente por debajo del 5% en tiempos de no-guerra.

Corea del Norte, Cuba, ex-URSS, ex-China, etc. Etc.

Cuando se habla del ‘tamaño del gobierno’ no hace referencia al número de ministros o al tamaño del Parlamento. Hace referencia a cuánto de la actividad de la nación confisca el gobierno a ésta y la dirige desde las oficinas de la burocracia. En Cuba por ejemplo todos son funcionarios, hasta el taxista. Todo lo que recaudan es para el Estado, y luego éste les asigna lo que considera, les abastece como considera, todas las factorías y sistemas de producción son propiedad del Estado, casas, hoteles, etc. Simplemente el Estado ‘asigna’ o ‘presta’ las cosas. A eso hace referencia lo de ‘tamaño de gobierno’. Se mide en % del PIB. Gasto del gobierno (que es lo mismo que gasto público) como % del total del PIB.

.

■ SOCIALISMO consiste en un gobierno de tamaño agigantado. Igual que una gasolina puede tener mayor o menor octanaje, el socialismo también. Desde un socialismo mixto-fuerte como en Europa continental, hasta uno muy leve como en EE.UU., que queda eclipsado por su atmósfera de libertad y capitalismo, hasta un socialismo prácticamente pleno 100% como en Cuba, o en la ex-URSS, ex-China, y tantos países aún.

En socialismo el tamaño del gobierno va del 25% al 40% del PIB en los socialismos moderados, del 40% al 65% en los socialismos medios-fuertes (tipo europeo), y más del 65% en las tiranías socialistas. Como umbrales aproximados y levemente variables. Esto es, si mañana Suecia pasa de su 62% a un 66% no sería una tiranía, aunque vivir allí sea un sinvivir. Y aunque la China de la hiper censura haya bajado drásticamente actualmente su gasto público hasta el 30%, no se puede hablar propiamente de socialismo medio; sigue siendo semi-tirano, pero con economía cada vez más abierta. Es decir, hay más variables tiranizadoras que la confiscación de bienes y producción de las personas. También el resto de sus libertades se pueden o no confiscar o fomentar.

.

■ ANARCOCAPITALISMO consiste en gobierno de tamaño CERO. Esto es, NO existe gobierno (ni Estado propiamente), y todos los servicios, protección y defensa inclusive, lo proporcionan agencias, empresas, autónomos, etc.

___________

Minarquismo

.

Tenemos aquí un problema de coherencia

El planteamiento del minarquismo es inconsistente.

Cuanto más gobierno (cuanto más aparato público y más actividad en manos del Estado), PEOR.

Siguiendo esa misma premisa, cuanto menos tamaño de gobierno (cuanto menos actividad libre de la sociedad, confiscada y en manos de funcionarios), mejor.

Y por reducción al absurdo, el óptimo sería gobierno cero, pero no gobierno “poco” aunque algo. Así, al menos desde esta construcción lógica, la conclusión es que el minarquismo no tiene sentido más que como una fase de paso simplemente. Una mera anécdota temporal e imperfecta, hasta llegar al óptimo.

.

Y los impuestos. La aberración moral

El minarquismo requiere de impuestos, y siendo éstos inmorales, aquél es también por tanto inmoral.

Los impuestos son entregas de posesiones y de frutos del trabajo propio que realizan por la fuerza y bajo coerción las personas que habitan un lugar. Los realizan sin acuerdo previo ni acuerdo de ningún tipo, y en caso de negarse o reclamar su legítima libertad a disponer de sus bienes, se empleará la fuerza organizada contra ellos.

Los impuestos son, por tanto, una total inmoralidad.

Los hay que todavía se apoyan en una supuesta ética de la democracia, según la cual si el 55% de la población vota que al otro 45% hay que cogerle lo que produzca (o parte) a la fuerza, es legítimo según ellos. Obviamente la formación de la voluntad general en base al principio de las mayorías, sólo se puede hacer en el irrestricto respeto a las minorías. Y la menor de las minorías es un individuo.
Una mayoría votando despojar de derechos a una minoría es una total aberración moral, inadmisible, o solamente admisible bajo el principio de la ley de la violencia, como es el caso de los impuestos a las rentas altas, o los linchamientos, donde el único voto en contra en esas votaciones democráticas es el que estaría colgando de la soga.

.
Sólo pueden entenderse los impuestos como un mal menor en un contexto histórico de constantes guerras, para sufragar éstas. Es decir, se escoge este mal menor para evitar otro mayor (la invasión o derrota militar).

Más allá de eso no tienen sentido. Son una aberración contra todo derecho a la vida y a disponer del propio tiempo pasado invertido en producir elementos y útiles para uno mismo. Es decir, ningún espacio o terreno puede llamarse Estado de Derecho o País Libre si puede expoliar a al menos uno de sus individuos por la fuerza y obligarle a adquirir bienes y/o servicios que puede no desear por sí mismo, o no a ese precio. Y en este punto está el mundo hoy en día. Así que… de libres, modernos y evolucionados… nada. Estamos en una auténtica prehistoria de la justicia y de la libertad. Y cuanto antes tomemos conciencia de esto, antes lo iremos arreglando.

Podríamos concluir que, en el actual momento de la evolución de la Humanidad (s. XXI), aún muy arcaico y rústico, el problema de los impuestos se trata simplemente de una cuenta pendiente, o una grotesca falla de la civilización.

Desde la perspectiva de los impuestos y su inmoralidad radical como sistema de robos forzosos, nuevamente el único sistema coherente es el anarcocapitalismo. El minarquismo, por pocos que fueran los impuestos para sufragar el micro-Estado, requeriría igualmente impuestos y, por tanto, sería igualmente inmoral.

.

.

Pero…

¿Y si le buscamos las vueltas?

Yo sé que hay mucha gente (lo noto, lo veo, estoy en contacto con mucha gente) que al hablarle de anarcocapitalismo, al margen de que a mí también la palabreja ‘anarco’ me tira para atrás con tanto punky y kale-borroka que la desgració, la idea de que desaparezca el Estado le deja un poco mosca. ¿Estado mínimo? Ok, todo el mundo comulga. Estado barato, ultra-limitado, austero, reducido al ridículo, seamos prósperos, libres,… Ok. Pero… ¿sin Estado? Como que no lo vemos. Y es normal. Vivimos a unos pocos kilómetros del ex telón de acero, y hace sólo unos pocos años que se desmanteló la Unión Soviética: el Estado más grande y totalitario de la Historia de la Humanidad. Hablar de anarcocapitalismo aquí al lado y ni 20 años después, como que rompe los esquemas.

Bien, pues no lo eliminemos. Ok, durmamos tranquilos. Hay Estado. Un Estado tan ridículo que cabe en una oficina. En una buhardilla casi casi. Pero hay. Pero busquemos fórmulas para eliminar la inmoralidad que conlleva: las recaudaciones impuestas. Los impuestos… las imposiciones… la coacción… la fuerza.

Busquemos la fórmula de Estado mínimo + impuestos cero. ¿Es posible?

.

Existiría una antesala del anarcocapitalismo, que podríamos llamar algo así como Minarquismo Moral, salvo mejor opinión.

-‘Minarquismo‘, porque sí hay Estado (y gobierno) y éste es mínimo (y ahora veremos que es MUY mínimo).

-Y ‘Moral‘ porque desaparece la inmoralidad que no consigue despejar el minarquismo: los impuestos. Aquí, no los tendríamos.

¿Cómo sustituimos esos mínimos impuestos? Con donativos.

El lector pensará ahora que soy un soñador, que es muy fácil ponerlo por escrito pero que a ver quién es el guapo que apoya algo tan delicado sobre donativos… Me voy a números, a explicaciones, y a símiles con el presente.

Hablando en cifras redondas y muy cercanas, el PIB actual ANUAL de España es de un Billón de euros (un millón de millones de euros).

El gobierno confisca y reasigna a sus causas casi el 50% en 2010. Esto es, algo menos de 500.000 millones de euros. Socialismo del intenso.

Si quitamos pensiones (pasar a sistema de capitalización gradualmente en años), subsidios de desempleo (en unos meses retirada), y la sanidad pública (devolución de ésta a la sociedad civil), observaremos que, especialmente por las 2 primeras partidas, casi todo el gasto del gobierno desaparece.

Y ya para rematar, a esto añadámosle retirar:
-Cultura
-Cursos a desempleados
-Carreteras (se privatizan y van con peaje)
-Subvenciones a agricultura, comercio, industria, turismo
-Educación (se privatiza toda)

Y sólo nos quedaría defensa interior y exterior. Esto es, gasto militar (con su I+D), policía, tribunales y cárceles. ¿Cuánto es esto respecto de aquel 50% del PIB? Un 2,5% del PIB. Sí, el monopolio legítimo de la violencia es sólo esa minucia. El resto, socialismo, intrusismo, y losa al avance de la sociedad y de cada uno de sus habitantes.

¿Es irreductible ese 2,5%?
No. De hecho lo reduciría:

La policía, la privatizaría toda, en las agencias de protección interior. Ellas tienen sus propias alarmas, los barrios o zonas (o locales) contratan vigilantes 24 hrs. (ya hoy sucede), coches patrullas en las urbanizaciones o manzanas o barrios, etc. Se organizan las comunidades de vecinos, se lo pagan porque hay que hacer algo para evitar el choriceo, y listos. Vigilancia privada, profesional y eficaz, a la que se puede pedir explicaciones y exigir resultados (muy importante, y muy diferente a la policía de funcionarios).

Juzgados. Aparte de la enorme caída de cantidad de legislación en minarquía (ya que todo socialismo implica una hiper-inflación normativa y de prohibiciones que llega un momento que aturden y acosan al ciudadano), las instancias anteriores al Tribunal Supremo, esto es, las que tienen prácticamente TODA la actividad (poco caso llega al Supremo), las privatizaría. Así, quien puede crear jurisprudencia, el Supremo, sigue siendo del Estado. De momento. Y los otros son meros aplicadores de ley, contratados por la población, según lo justos que sean, lo ágiles, prestigio, proximidad, etc. Asimismo, el Supremo, lo sufragan quienes recurran hasta esa instancia, no el resto de la población con impuestos.

Prisiones. Totalmente privadas, salvo la supervisión de éstas, que puede ser por los mismos magistrados del Supremo, comprobando el cumplimiento de las penas, la aplicación correcta de las normas (ni excesiva laxitud, ni ensañamiento), y simplemente manteniendo un contacto con los reclusos, que al fin y al cabo son personas privadas de libertad y, por tanto, bajo la tutela del Estado.
Se idearían con la experiencia fórmulas de auto-mantenimiento (limpieza, cocina, lavandería, producción de artesanía, de carpintería, de manualidades industriales, etc.) mediante trabajos SÓLO VOLUNTARIOS (no existe problema de free-rider, porque el que no colabore no se beneficia de reducciones de condena) por los internos, a cambio de reducciones de condena. Mediante esa labor y los ingresos de los productos vendidos al exterior se organiza parte del auto-abastecimiento.

Ejército. Varios puntos, y un cambio de planteamiento global:
-Plantearía una reducción del número de soldados del ejército actual.
-La finalidad del monopolio de la violencia inicialmente fue cuando en el Neolítico empezaron a cultivar plantas y, como no podían moverse del sitio, no les quedaba otra que defenderlo (no pueden huir; ya no son recolectores nómadas). Así, se ponían juntos sus huertos y si venían saqueadores (que igual era pura ingenuidad y pensaban que podían “recolectar” eso que la Naturaleza había puesto ahí de forma maravillosamente fecunda y todo colocadito) se defendían. Pero NO atacaban. Se defendían. Esto es, repelen el inicio de la agresión ajeno. En este sentido, un ejército, no digo que sea innecesario, pero realmente sirve para ir a hacer intervenciones militares a otros territorios. Para defender el propio, están tanto las agencias de protección como la propia población, que estaría armada. En cualquier caso, no hablo de eliminar el ejército, pero sí de reducirlo, desde esta perspectiva.
-Toda la población podría (no obligatorio, voluntario) seguir una pequeña, interesante e instructiva formación militar en unos fines de semana, o un verano, incluso en las propias escuelas, o como asignatura de universidad, así como hacer prácticas en campos de tiro privados. Cualquier fórmula así, y amena y breve.
-Toda la población podría tener y portar armas (no obligatorio, voluntario). En caso de una invasión o ataque, estarían formados en su manejo, y las tendrían en su casa además. Es igual que el modelo suizo, aunque en éste la formación militar es obligatoria, y eso no es legítimo.
-Nada mas. Defensa militar orientada fundamentalmente a la ‘defensa’. Con un pequeño ejército con capacidad de hacer intervenciones en el exterior. Pero en caso de invasión, defiende el ejército + las agencias de protección + los propios ciudadanos armados. El que no quiso seguir la instrucción o no desea tener armas, es asunto suyo.

.

En este caso lo único que hay que costear de este Estado es:

• El gestor (presidente) y algún ayudante (llámese Ministro si se desea). Poder ejecutivo. Consejo de administración de ese Estado.

• Pequeño aparato militar profesional y su equipamiento e I+D.

• Tribunal Supremo. Poder judicial –> aunque sea del Estado NO hay que costearlo, porque pagan quienes apelan a éste Tribunal. Por tanto, es poder público pero sufragado por sus usuarios.

Estos 2 puntos juntos no alcanzarían ni el 0,5% del PIB. Esto es, de cada 2.000€ que ganara una persona (por ejemplo), supondrían 10€. En un contexto en el que no existe IVA, ni IRPF, ni impuesto de sociedades, ni de sucesiones, ni tasas municipales, ni nada. Hay una extrema hiper-abundancia de actividad, movimiento, vidilla, y bienes, servicios y novedades.

En este contexto de hiper abundancia, y si ganases un salario mínimo de ese contexto (no por coerción legal, sino por mercado) que podrían ser unos 2.000 €/mes como mínimo… ¿donarías 10€/mes? (eso sería un 0,5%)

Pongamos que NO los donas. Da igual, no importa. No es tu obligación. Tiene que ser totalmente voluntario. A continuación tienes ejemplos reales y actuales de cosas que sí funcionan perfectamente así:

.

Wikipedia

.
Queda claro con emprendimientos como éste y otros, que el ser humano, aunque es lógicamente egoísta y debe velar por su manutención, no es SÓLO 100% egoísmo, y también le gusta adicionalmente a su necesario y principal egoísmo, participar en otras actividades voluntariamente, dar, etc.

Wikipedia se financia sólo con donativos. Así, yo por ejemplo hasta la fecha he donado cero. Pero de repente otro que le gusta dona 100€, o incluso alguno va más allá y dona 400€. Y así sucede. Y así se mantiene. ¡Y también funciona!

.

La Iglesia

.
La Iglesia es en muchos casos y épocas, un ejemplo claro también de financiación completa con donativos. La Iglesia ha hecho incluso grandes fortunas. Pero eso puede tener otros orígenes en los que no vamos a entrar (diezmo, privilegios legales como las amortizaciones, etc.).

Sus parroquias locales se mantenían en la mayoría de los casos con los donativos locales. Tiene una cierta contribución del Estado, pero ha habido, aunque sea a nivel local, mucha autofinanciación a base de donativos, como sistema sostenible y constante.

Y ha sido un poder real, y un liderazgo para las poblaciones. Financiado con donativos.
Gran ejemplo para el presente artículo.

.

Donación de sangre

.
Los bancos de sangre, y que sirven nada menos que para directamente SALVAR VIDAS, se alimentan exclusivamente de la donación voluntaria y libre de la gente. Y hay que tener en cuenta que para más inri muchas personas son aprensivas a las agujas, a la sangre, o simplemente no se puede donar medio litro cada poco tiempo. Y aún así funcionan y están abastecidos siempre. Efectivamente a veces pasan apuros y aprietos. Las disponibilidades, como todo, fluctuarán en el tiempo, y en algún momento puede alcanzar un nivel preocupantemente bajo. Momentos en los que salen a las calles con los autobuses de ‘dona sangre’, y la gente dona (donamos), otros muchos no, y asunto resuelto.

Y EL SISTEMA FUNCIONA, y a nadie se le ha puesto una pistola en la cabeza, o mandado la policía a su casa para ver qué pasa con la Declaración Anual de su Sangre, y su extracción por la fuerza.
Y si no funcionara lo que harían es decir: “Lo siento, no hemos podido conseguir sangre por más que lo hemos intentado. No queda“. Y punto. Pero jamás llegarían a la confiscación de sangre a las personas por la fuerza y la coerción.

Por tanto, estableciendo un paralelismo respecto del sistema de la sangre, el ejército y el gobierno se “alimentaría” de donativos de la población. Donativos libres y periódicos. Si a la población no le interesa el ejército, pues no donará. Si al que gana 1.000€ no le apetece dar ni siquera 5€ (la equivalencia del 0,5% del PIB que habíamos estimado) a cambio del servicio recibido, pues no lo dará. Pero el resultado no será ese. Será que muchos sí lo darán, y darán más incluso, porque no querrán quedarse sin ‘su ejército’, y porque el ejército trabajará también en ganarse la simpatía de la gente y hacerse valer.

Cogerán también sus propios autobuses de tipo “dona”, e irán por las ciudades, pasearán, saludarán a la gente, harán exhibiciones, programas de TV si se lo solicitan, etc., y habrá ese clima especial y diferente, nada que ver con el actual; un socialismo, donde son funcionarios y el dinero nos lo extraen por la fuerza unos, y les llega por transferencia y anónimamente a ellos, que lo reciben con indiferencia y mala cara.

.

.

Con este ejercicio mental, ¿consigues ahora palpar la enorme cantidad de libertad? La auténtica igualdad de derechos, sin privilegiados injustificados, ni tráficos de influencias, ni grupos de poder y de presión, sin amenazas de “la paz social”, etc.
El poder real delegado por fin en las personas, donde siempre estuvo originariamente, porque es de donde emana. Retorna por fin a ellas.
Nadie hace nada que no quiera hacer por su propia voluntad. Nadie es obligado a absolutamente nada, ni condicionado. Se le ofrecen mil cosas, se le presentan mil propuestas, se le hacen mil invitaciones, se le solicitan donativos, pero coerción cero.

No hay declaración anual de la renta. No hay impuestos cuando vas a la tienda. No hay “cotizaciones” cuando cobras por tu trabajo si trabajas por cuenta ajena. Es decir, cobrarás aproximadamente un 40%-50% más, y cuando vayas a la tienda, encima, todo costará aproximadamente un 15% menos. Y al acabar el año, encima, de lo que has ganado te quitarán… cero. Porque es tu trabajo, y es tuyo. Y si te gusta el sistema en el que vives, te sientes patriota, y quieres voluntariamente contribuir a ello como si contribuyeras al aporte que supone la Wikipedia al mundo, donarás voluntariamente una auténtica minucia (que nada tiene que ver con las fortunas que te extraen ahora por la fuerza), y encima terminarás de sentirte pleno y realizado mediante ese acto de voluntariedad.

.

.

Expansionismo del Estado: solucionado consistentemente

Con el sistema de donaciones voluntarias (y servicios VOLUNTARIOS a cambio de precio de mercado) queda radicalmente controlado el actual e ilimitado expansionismo del Estado, que sólo puede darse cuando su fuente de alimentación es virtualmente ilimitada (impuestos por la fuerza), ya que tiene toda la población ante sus pies y sólo tiene que estirar el brazo para hacerse con todo lo que desee (por decreto e impuestos).

Con un sistema de donaciones voluntarias es obviamente imposible ese escenario. Nadie va a donar tanto como se le antoje al gobernante, sino como se le antoje a él. O si sucede cierto expansionismo, al fin y al cabo será el legítimo deseo de aquellos que voluntariamente donen, sin que nadie esté forzado a nada que no desee.

Contra el egoísmo del Estado (que degenera en expansionismo y maximización de la Curva de Laffer), no existe actualmente ningún freno, ni siquiera lo que algunos proponen ingenuamente, que es poner un tope constitucional (luego vendrá un populista y volverá a cambiar la Constitución; cuando la población desea hacer algo, no hay freno que valga).

Contra el egoísmo del Estado hay que poner la fuerza el egoísmo de las personas. Y esa es fuerza sobradamente suficiente para contrarrestarlo. Para que el egoísmo de las personas actúe, el sistema debe basarse en éste; así, debe basarse en lo que las personas deseen dar, y no en lo que el Estado desee quitar por la fuerza. Por tanto: donaciones voluntarias, no pagos impuestos por la fuerza.

.

.

¿Qué “problema” tiene el sistema de donativos en Minarquismo Moral?

Que el Estado o el gobierno no puede andarse con prepotencias o tiranías. Ni el ejército tampoco. Es decir, no puede morder la mano que le da de comer.

Digamos, que el Estado pierde su actual MONOPOLIO. Es como cuando una empresa monopolística (como Telefónica en España, por ejemplo) pierde esa situación de tremendo privilegio, y ni acepta su nueva situación de tener que competir como uno más.

Pues al Estado le pasa lo mismo. Aunque de momento nos tiene totalmente sometidos.

Pero el Estado, aunque es en esta configuración patético, no es lo más triste de todo esto. ¿Sabes qué es lo más triste?
Tú.
Que ni te dabas cuenta de la gravedad de esto.

.

.

Conclusión

Para quien el vocablo y concepto anarcocapitalismo le produzca además de interés un poco de inseguridad, ok, quédese en su zona de confort: Minarquismo Moral. Minarquismo sin impuestos; según lo dicho.

.

Dése cuenta el lector que en realidad el Minarquismo moral… ¿qué es en esencia?

.

Anuncios

15 comments so far

  1. Jailón on

    De todas formas, haría falta un importante ejercicio de la fuerza para lograr algo así. No creo que haya un solo político que se plantee semejante reducción de poder, al menos en Europa, África o Sudamérica.

  2. crispamares on

    Completísimo post, enhorabuena.

    Una cosa que no me convence en absoluto.

    ¿No es un poco ingenuo pensar que tribunales privados sean imparciales en la aplicación de la ley? Está claro que no morderán la mano que les da de comer… con lo que los dueños/amigos de los tribunales serían prácticamente inmunes.

    Por otro lado, los discapacitados ¿morirían de hambre sin más? ¿Tendrían que esperar que la sociedad altruistamente les donase lo necesario para vivir? Dudo que si alguien no tiene nada que ofrecer a la sociedad pueda sobrevivir con un modelo como este.

    ¿Qué opinan?

    • Marcos on

      Hola Crispamares:

      Imagínate actualmente un pueblo alejado en medio de la nada. En otro país si quieres. Tiene un solo juez. El hermano del juez, un tipo cualquiera, agrede a alguien. El agredido denuncia y el juez (estatal) es quien tiene que decidir (el hermano del agresor).
      Devolviéndote tu misma pregunta al revés: ¿No es un poco ingenuo pensar que un tribunal ESTATAL sea imparcial en la aplicación de la ley?

      •Ese ejemplo no te va a bastar, ok. Simplemente te parecerá una curiosidad necesaria, pero no suficiente.

      ¿Qué pasa si actualmente sobornas a un juez? Impensable dirás tú. Bueno, como verás, todo queda a su integridad. Y eso porque tú estarás en España. Pero ya te imaginas que no es así en todas partes.
      En España el salario de partida (base) de los jueces es relativamente modesto, unos 1.800€, y si son insobornables es exclusivamente por su integridad y ética personales, no por coste de oportunidad precisamente.
      ¿Qué tal? ¿Te fiarías de algo así para organizar un sistema? Porque el nuestro de momento se apoya en eso.

      •Vale, tampoco te basta.

      Existían en el pasado tribunales privados, y la realidad es que no se sabe por qué, pero funcionaban perfectamente, y además competían en ver quién era más justo que los demás. Eso derivó así allí donde se dio.

      •Ok, aunque haya sucedido así, tampoco te llena sin tener una fundamentación teórica.

      Efectivamente la justicia es un sistema que tiene que administrarse por un 3º, no por las partes en conflicto, si no se llega a las guerras entre clanes.

      Como puedes observar, en la Minarquía Moral no desaparece la instancia judicial superior de orden estatal o democrático. Aunque se sufrague en cada caso con quien la utilice, tratándose de uno de los poderes, puede la población directamente votarlo de entre los magistrados experimentados que se presenten candidatos, o cualquier fórmula similar que ahora mismo no podemos prever desde la teoría, pero que en la práctica surge espontáneamente como la mejor idea de adaptación a la realidad diaria.

      Es como el correo electrónico. Inicialmente, hace nada, tenía poco espacio y casi nula capacidad de adjuntos. Si querías más, tenías que pagar. Está claro cuál era su modelo de negocio. Y la idea era ir teniendo cada vez más clientes de pago, hasta que la opción gratuita fuera casi una baratura como perfumarte sólo a base de las muestras de las revistas 🙂

      Sin embargo finalmente la evolución no era la que preveían desde la teoría todos los grandes proveedores y expertos, y fue cada vez más versátil el gratuito y más barato el de pago, hasta que sucumbieron gradualmente a esa realidad y terminaron ofreciéndolo gratis basándose en sistemas de publicidad personalizada.

      En fin, que el anarcocapitalismo en este sentido tiene aún muchos pequeños matices que son así, aún inconcretables, y el camino se hace andando. Si bien es obvio que hay aspectos fundamentales que sin estar bien cimentados es de locos plantearse nada.

      La ley sería policéntrica. Cada zona tendría su legislación. Incluso un poblado gitano podría hacer LEGALMENTE lo que ya hacen ahora, que es aplicar sus leyes, costumbres y tradiciones entre ellos.
      De hecho la ley siempre fue así hasta su “estatalización” en la Edad Media, más o menos.

      De hecho hay infinidad de ejemplos, de cómo en la colonización de Norteamérica, la violencia llegó cuando apareció el Estado y centralizó la justicia.

      Anarcocapitalismo, aunque lo asociemos a punky y spray, en realidad esos son del anarcocomunismo (contrasentido en el propio término), y el anarcocapitalismo como sistema nada tiene que ver con caos, desorden, o barbarismo. Es simplemente ausencia de monopolio del estado a la fuerza contra la población. Es prosperidad, libertad y justicia. Ninguna de las 3 las tienes ahora.

      Un Estado que tiene el monopolio de la fuerza, y el de los tribunales, NECESARIAMENTE y por definición, está agrediendo al individuo.

      Internet es un buen ejemplo de anarcocapitalismo, por ejemplo.
      Sin embargo, piensa que el artículo es Minarquismo Moral. No anarcocapitalismo. Así, le queda justicia y jurisprudencia estatalizada. Si el hermano del juez te pega y el juez chanchullea, denuncias al susodicho juez por prevaricación (o sentencia falsa y fraudulenta a sabiendas de que lo es), que es un delito bastante más grave. Ellos sabrán.

      ————————————————-

      Para los discapacitados, aparte de las más que atinadas opiniones de Jailón y Yannego, con las que estoy totalmente de acuerdo, te pregunto:
      -¿Qué hacían los discapacitados en el Imperio Romano? ¿Morían de hambre sin más? No, ¿verdad?
      -¿Y en la Edad Media? Tampoco, ¿no?
      Ahora que estamos mejor, ¿por qué iba a suceder lo que antes no sucedía?
      ¿Sus familiares para qué están, para darle una patada e ignorarlo? ¿Amigos, vecinos, asociaciones de discapacitados, fundaciones, iglesias, obras benéficas, ONGs,…? ¿Qué más queremos?? Y encima la ciencia trabajando en arreglar la minsuvalía. Lo que tenemos que hacer es robarle el menos dinero posible al científico, estimularle, no decirle que el triunfo o el éxito es algo malo, negativo, excesivamente insolidario, o tonterías así, y dejar que busque su propio éxito y superación, en beneficio suyo y de la Humanidad.

      Tienes también todo ESTE EJÉRCITO (pincha aquí), y éstas sólo en España, si aún lo anterior no te convence.

      —————–

      ¿Te has parado a pensar que el hecho de que hablar de reducir el tamaño de las oficinas de funcionarios te haga sentir que el mundo es difícilmente posible, es justo el lento pero implacable trabajo de la propaganda socialista? Esa que “no, a mí nadie me lava el cerebro”, pero el cerebro no es en absoluto resistente ni estable, sino al contrario, es tremendamente manipulable. 3 ó 4 hrs. de TV (socialista) al día, durante 20 ó 30 años (y muchos menos), hacen su función. Así, los americanos son como son, y los europeos son de otra forma. A pesar de que los genes son los mismos. ¿No?

      Ahora, o te guías por ese miedo que te han instalado, o te vas formando tu propio pensamiento. Y gracias a internet, se está dando esta explosión de libertad que está realmente cambiando la sociedad. Ya no te están programando con sus mensajes (no tanto), sino que están las personas comunicándose y seleccionando su propia información, puenteando al monopolio comunicador. Ahí el grueso de mi esperanza.

      La eclosión liberal. La auténtica revolución de internet. Siempre que aparece una nueva forma de comunicarse entre las personas, el mundo cambia completamente. Aquí lo vas viendo empezar.

    • Haselhoff on

      Te has olvidado de los jurados populares, que son elegidos al azar. También son más caros que un juez pero imparciales.

  3. Jailón on

    Bueno, respecto a los discapacitados, tal como lo plantea usted, Crispamares, creo que ignora un factor muy importante en una sociedad, que son las sectas y religiones. Nada trivial, en la India es lo que financia buena parte de los hospitales y colegios.
    El minarquismo sería tolerante con las distintas religiones. Muchas de ellas incluyen la importancia moral de la ayuda a los desvalidos. Y no se trata de una nueva religión estatal, como pensó Thomas Moore en su “Utopía”, sino de las que conocemos. La Iglesia Católica, las diversas ramas Reformistas, el Budismo, prestarían la ayuda necesaria a los discapacitados. Además, al disponer la gente de más dinero, las posibilidades económicas de estas instituciones crecerían exponencialmente, teniendo a su servicio hospitales, escuelas especializadas y personal altamente cualificado.
    El único inconveniente es que toda la ayuda la recibirían con enseñanzas propias de la religión, y si alguien no quiere que su familiar reciba dichos principios (porque es ateo o por cualquier otro motivo) lo tendría muy difícil, pero bueno, creo que el propuesto es el menos malo de todos los sistemas.

  4. A.Jiménez on

    Un artículo muy trabajado, enhorabuena.

    Considérame parte de esa “masa” que no termina de ver factible el anarcocapitalismo, al menos en una primera fase. Somos una sociedad de borregos inmorales y, por naturaleza, malas personas. Es la sociedad la que nos coacciona y nos obliga a ser honrados y no robar al prójimo o a respetar unas normas básicas de convivencia. Si suprimes al Estado en su totalidad la masa sentirá miedo al creer que no hay timón que tire del barco. Añádele a ello la existencia de sectores básicos que aún no termino de ver en manos privadas: seguridad y justicia.

    Obviamente, hay que liberar mercado, mucho mercado. Es necesario un proceso de privatización que empiece por las pensiones y el desempleo, y que tire de sanidad, educación y un sinfín de sectores deficitarios desde la perspectiva pública.

    A mí el minarquismo no me disgusta, es más, lo veo necesario. Coincido además en que es posible mantener un minarquismo moral a través de donaciones. Como bien has dicho, la iglesia funciona así. La gente donará si cree que lo que recibe a cambio será positivo. Tengo amigos informáticos que donan mensualmente a webs que trabajan esos temas o que se dedican a, por ejemplo, jailbrekear un iphone.

    Todo cambio ha de comenzar por un reseteo de principios. Una vez hecho eso, todo sería coser y cantar.

    • Marcos on

      La justicia en anarcocapitalismo tiene muchos matices. Yo personalmente creo en ella. Pero no te puedo dar una construcción teórica completa. Eso sí, hay eminencias, catedráticos en derecho además, que es lo que propugnan. De hecho, los máximos exponentes del anarcocapitalismo son juristas, además de economistas.

      La seguridad es casi una obviedad.
      Pon que tú vives en una urbanización, os reunís unos cuantos y contratáis un vigilante que patrulle y evite intrusos o lo que sea. Lo que nunca será es que ese vigilante te venga a ti, te saque su pistola y te diga que te metas en tu casa, que ahí no hay nada que ver, que después de las 22:00 de la noche no quiere a nadie por la calle y que no puedes salir, ¿verdad?
      Tú le has contratado, está a tus órdenes, y para las funciones que está, que serán las que emanen de vosotros y él esté de acuerdo en llevar a cabo.

      Sin embargo la policía ahora está, aunque supuestamente para proteger y servir a la población, y aunque se sufraga con el dinero de ésta obviamente, intermedia el monopolio del poder político (los tahúres engaña-masas), y la policía pasa a estar realmente a sus órdenes, no a las nuestras. Así, la policía es algo a lo que la población también tiene que temer. La población está sometida a la policía. Con mayor o menor rigor, pero lo está. Y eso es una total barbaridad.

      Si estuviéramos en libertad o en anarcocapitalismo y yo te plantease ir a un sistema como este que te digo (en el que estamos ahora), dirías que eso es una completa locura. Te cabrearías. Y ya ves. Estás en él y te cuesta imaginar otro.

      La policía SOLAMENTE debería ser vigilancia y protección privada.

      Y algo que seguramente ni se os habrá ocurrido, y se os van a poner los pelos de punta, jajaja:

      1)
      La vigilancia privada la pueden dar agencias (empresas)… o simples ¡autónomos! Esto es, un cualquiera. Así, yo mismo puedo ser tu vigilante y protector a cambio de precio. Y las armas son legales. ¿Verdad?
      No te asustes, es el ejercicio normal de la libertad, y prácticamente casi lo hay a día de hoy igual.

      2)
      Pueden existir guerrillas y grupos armados.
      Es decir, grupos de amigos que tienen armas y entrenan en la finca de uno, y simplemente se defienden ellos a sí mismos. Sin contratar agencias ni nada. ¿Verdad?
      Parece la ley de la selva, pero es relativamente normal.
      De hecho en EEUU hay un poco de esto también. Y me parece lo más deseable.
      Explícame qué agente de Hacienda tendría las narices para entrar en la finca de uno de éstos a expropiarle por la fuerza el impuesto de ecotasa municipal de la ocurrencia del gobernador local socialista de turno. Habría que hacer un sistema realmente plausible, verdad? Y no el atropello actual, que pasan por encima de cualquiera como Perico de los Palotes. Y encima la mayoría se ha acostumbrado…

  5. Yennego on

    Buen post,

    esta escrito con lenguaje de la calle, ideas simples y fácil de entender, pero sin perder el sentido de fondo.

    Este artículo aporta el lado humano a la vertiente anacocapitalista, el lado moral. Muchas veces hablamos únicamente en términos económicos, por lo que la gente llega a pensar que somos unos egoistas, ávaros e insolidarios. Gracias por escribir dando la visión “humana” del liberalismo con respecto al Estado, y ese Minarquismo moral, que no es otro que el día a día de un Estado Liberal.

    Respecto a dos comentarios anteriores, en una sociedad libre los minusvalidos serían atendidos por Fundaciones de Empresas (como las Obras Sociales), donaciones de gente adinerada (habrá más personas en esta situación), Iglesias, etc…esto produciría un Mercado de Caridad en las que las sociedad sin ánimo de lucro buscarán a través de la competencia financiación, y aunque parezca que vuelvo a términos económistas, generará mayor transparencia en esta organizaciones.

    Para A. Jimenez, creo que la sociedad en que vivimos no es solidaria o caritativa, precisamente por la existencia del Estado, de un ente al que se le paga y te olvidas de los problemas ajenos para concentrarte en los tuyos. Se ha perdido la responsabilidad y la vecindad con el prójimo. Esto lo achacan a “esta sociedad capitalista” en la que nada más importa el dinero. Creo que se debe a la manta de seguridad que nos ofrece lo público y a la picaresca de la vagancia, más derechos acosta del contribuyente.

    • Marcos on

      Lo clavas Yennego.

      Gracias por el aporte.

  6. Jailón on

    Entonces tu posición es similar a la mía, Yennego 😉

  7. MILL on

    Hola Marcos soy MILL bueno eso ya lo habrás visto por el autor. Veo que ya sale mi dirección de correo.

    Muy bueno ese artículo que me deja a mi convertido en un peligroso socialista (risas).

    No se si habrás leido mi artículo “El estado 10% una alternativa liberal…”

    Ambos hemos situado en el 5 % el peso del estado miniarquista. Tu lo has hecho restando partidas a los PGE, yo sumandolas, tirando por alto para que no me digan que quiero recortar.

    ¿Y mi restante 5 %?

    Yo parto de que los mercados son eficientes aunque no perfectos. Y la imperfección de los mercados puede producir a veces resultados altamente indeseables. Los famosos fallos de mercado.

    Para llegar al 10 % he supuesto que el 5% restante es lo necesario para,por ejemplo, convertir al 20% más pobre en clase media baja… sin trabajar más. Vamos que mi sistema puede clasificarse de un liberalismo light.

    Ese 5% no debería estar controlado por un sólo grupo político, al estilo de las democracias representativas donde el que gana hace los PGE. Debería repartirse proporcionalmente entre las diversas opciones políticas.

    No voy a entrar en las diversas posibilidades de uso de ese dinero pero mi idea es que muchas personas por circunstancias de la vida: nacer en una familia rota, padecer de minusvalías o ser superdotado, drogadicción o alcholismo, haber cometido un delito o simplemente haberse quedado sin empleo son menos productivas de lo que podrían y desearian ser.

    Ese 5% no debería ser una mera transferencia de rentas sino una inversión en capital humano, dicho de otra manera tendría que tener una rentabilidad.

    Desde luego si con el 5% del PIB no consigues una rentabilidad tal que se pueda acabar con la pobreza es que el problema no es del mercado.

    En los temas de policía, justicia y defensa disiento contigo, creo que es más eficaz una gestión estatal que una gestión de mercado.
    Por ejemplo en la Defensa no creo que un sistema tipo Suiza sea el más conveniente para España.
    Es evidente que ni con Portugal, Francia, UK, Irlanda o Italia vamos a tener nunca problemas. Pero tenemos Marruecos y hay que ser muy inocentes para pensar que Marruecos no va a utilizar cualquier ocasión para atacarnos.

    Eso si pienso que nuestra Defensa actual esta organizada de un modo absurdo. Sólo tenemos un posible estado agresor y por tanto nuestra defensa debería ir a evitar esa posible agresión y para eso no se necesita tanto dinero ni tanto efectivo humano.

    Luego habría que ver si nos implicamos y cómo y con cuánto presupuesto en acciones en el exterior.

    Me voy a leer tu opinion sobre el P-lib, estuve leyendo su página pero siento una enorme desconfianza por los partidos políticos (aunque sean necesarios) y encima a través de internet hasta puede ser una estafa.

    Saludos y me has dado varias idéas para próximos artículos

    • Marcos on

      Jajaja, 10% es un bolchevique profundo prácticamente.

      Tu artículo lo había leído ya antes, y también lo comenté.

      Piensa que yo no hablo de un 5%… yo hablo de ¡un 0,5%! 10 veces menos.
      Un 5%, pensar que eso pueda ir a base de donaciones, me parece exceso de optimismo. Es un pellizco demasiado doloroso. Pero ¿un 0,5%? Es casi imperceptible. Casi aunque fuera el 1% lo entiendo sostenible. Y estaríamos hablando de países con más del doble del PIB actual debido a esa descolonización estatal de la economía, y explosión de prosperidad de la población. POr tanto, incluso la recaudación con ese 1% de donativos podría equivaler a la recaudación con un 2% ó 3% de un PIB frenado como el actual.

      Las cuentas salen.

      ————————————————-

      En mi opinión, cualquier cosa por encima de 30% es socialdemocracia. Socialismo mixto.

      Un 10% pueden llamarlo muchos minarquía, y en cierto modo lo es. Pero yo no lo veo liberal del todo. Es mucho poder en un Estado, y se convertiría fácilmente en un conservadurismo. Lo cual sería infinitamente mejor que la estafa actual y ya firmo, pero no es idóneo.

      Así, si lo pasas al 3%-4% es donde ya hablamos de auténtico minarquismo, técnicamente hablando.

      Y si lo pasas al 0,5% ó 1% es minarquismo indiscutible, y encima lo puedes soportar con donaciones voluntarias y no por la fuerza. Encajó el puzzle.

      —————————————-

      Yo no hago de menos a la defensa, para nada.
      Y de hecho en esta propuesta minarquista el ejército ya ves que sigue siendo 1 solo y estatal.

      Pero también, si la amenaza Marroquí es tan severa, ¿cómo le retiras por la fuerza las armas a la población dejándoles totalmente indefensos?
      Sí, en teoría el Estado debe garantizarte la protección. Muy bien, pero en la práctica eso es una chufla. Los delincuentes van armados, los policías van armados, los enemigos del exterior van armados, y los españoles cumplidores (la mayoría de la población), están totalmente a merced de lo que les venga.

      ————

      Del p-lib no tengo relación previa con ellos, ni tampoco me mojaría por nadie. Pero a mí me parece un plan totalmente serio. Vi muchísima ilusión, están haciendo una campaña publicitaria por internet que cuesta un riñón, tienen una sede física en Ferraz (diminuta, pero existe) -al lado de la del PSOE, por desgracia-, tienen merchandising (tarjetas, pegatinas, etc.), el logo aunque parezca cualquier cosa tiene sus diseñadores detrás, etc.
      Tiene estructura, tiene bastantes personas detrás, y las personas que tiene además tienen un nivel de formación bastante alto, y deseos muy intensos. Algunas de esas personas tienen una formación realmente estratosférica.

      Intentar una estafa a base de 10€/mes de 100 afiliados… me parecería muy lelo. Todo es posible, no? Pero no me lo creo. Está habiendo realmente un auténtico movimiento liberal, bastante fuerte. Ya lo iremos viendo en los próximos años.

      La postura política es muy auténticamente liberal-libertaria, con el suficiente matiz de no estar en la vanguardia extrema como para poder acoger un rango suficiente de personas. Es decir, no son anarcocapitalistas realmente, aunque tienen algunos en su seno.

      Saludos, seguiré pendiente de tus artículos, siempre interesantes

  8. Yennego on

    Siento entrar en vuestra conversación teórica sobre qué sería minarquismo y qué no, y vuestros gustos. Para gustos, voluntades…y de estás por ahora unas cuantas…

    Creo que es necesario seguir instruyendo a través de nuestros blog a los lectores o visitantes de la necesidad del cambio. No podemos entrar en discusiones internas cuando el grueso del problema es que la gente no tiene constancia de lo que estamos perdiendo en dinero y en poder, en las posibilidades de manipulación, enriquecimiento o corrupción estamos permitiendo con un Estado y unos políticos de esta clase.

    Permitiendo que personas como Julio Anguita, con el halo de divinidad sapiencial, salgan en TVE diciendo las cosas que analizo en mi último post (no es spam) vienen al caso…estamos cediendo terreno en la batalla de las ideas.

    Al hilo de lo dicho sobre el P-Lib,esperemos que sigan animados y a ver la respuesta de los españoles,con que lleguen a los 5000 votos…sería un triunfo.

  9. El minarquismo moral on

    […] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos El minarquismo moral nomegustalapolitica.wordpress.com/2010/05/19/minarquismo-…  por sr_wolf hace […]

  10. Angel Sierra Sanchez on

    Hola, aquí un afiliado del P-Lib.

    Me ha parecido muy interesante el artículo y la posterior discusión en los comentarios.

    Me gustaría aportar algo de información ya que veo que algunos tenéis reservas sobre el P-Lib (Yo también las tuve en su día)
    En las elecciones generales de 2011, presentándonos sólo en dos circunscripciones, Madrid y Zaragoza, fueron 2000 votos en el Congreso y 6500 en el Senado.

    Huerta del Soto se afilió al P-Lib en octubre

    http://www.p-lib.es/noticias-p-lib/el-profesor-huerta-de-soto-se-afilia-al-p-lib/

    Para mí, el partido no es ningún fin por si mismo, sino una herramienta más para tratar de difundir la filosofía de la libertad. Os Invito a que acudáis a las reuniones abiertas que organizan los afiliados de las ciudades donde las hay, también a que leáis los estatutos y que curioseeís la página web un rato.

    Un saludo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: