Toda la macroeconomía, pasada, presente y futura. Concentrada en una dosis

Eso sí, no te saltes ni una letra, o te perderás. Y las fórmulas no son para pasear la vista. Son para detenerse en ellas hasta su profunda comprensión. De ti depende.

Macro y micro

Existen macroeconomía y microeconomía.
La macroeconomía estudia las leyes científicas y fenómenos que se producen en los agregados económicos (producción de un país o mundial, inflación de un territorio, etc.).
La microeconomía estudia las leyes naturales universales que afectan a los agentes individuales (empresas, personas, etc.), como la ley de oferta y demanda, teoría del intercambio, teoría de la decisión y de juegos, etc. Así que siempre que hablamos de PIB, inflación, tipos de interés,… estamos hablando de macro. El telediario sólo habla de macro, obviamente.

■ Preguntas de autocomprensión:
-La tasa de desempleo ¿es macro o micro?
-El análisis del concepto del monopolio, ¿es macro o micro?

.

La Contabilidad Nacional

La contabilidad de una empresa es, muy grosso modo: beneficio o pérdida es igual a ingresos menos gastos:

 Bº/Pª = I – G

Donde (Bº: beneficio, Pª: pérdida, I: ingresos, G: gastos).

.

La contabilidad de un país, sería lo mismo en realidad, pero se centra en los componentes. Es decir, en un país da igual si hay “Bº” o “Pª”, porque el gobierno NO genera dinero, sólo se lo quita a los ciudadanos para utilizarlo después en los planes de su programa político. Así, el “Bº” se llama superávit, y la “Pª” déficit, pero tampoco pasa nada, porque en caso de superávit ahí se queda (debería devolver ese dinero, ya que no es suyo), y en caso de déficit pide dinero a los bancos y listos (la llamada ‘deuda pública’).

Los ingresos del gobierno no dependen de lo bien que lo haga, como en una empresa. Dependen, paradójicamente, de lo mal que lo hagan. De cuánto suban los impuestos. Más impuestos, más ingresos para el gobierno. ¿Esto es así eternamente? No. Recuerda la Curva de Laffer (¿ver el artículo?).

Lo que nos interesa de la contabilidad de un país es saber, no qué le pasa al gobierno en ella, sino en qué se descompone.

Y = C + I + G + (X-M)

Esta es la contabilidad de un país.

Donde:
Y: el PIB
C: consumo (de familias); allí donde se carga el IVA, vamos.
I: inversión (compra de maquinarias, fábricas, aumento de stocks de productos en empresas, etc.)
G: gasto del gobierno (o gasto público); el gobierno quitó dinero a la población con impuestos, así que la población consumió menos (menor C), e invirtió menos (menor I), pero el gobierno ahora gasta (mayor G)
(X-M): eXportaciones menos iMportaciones; es decir, balanza exterior.

.

Fuera sector exterior

Para trabajar más cómodamente, podemos suponer que un país es el mundo entero. O que es el único país del mundo. O que simplemente no comercia con nadie del exterior. O más simplemente aún, que exporta justo tanto como importa. En cualquiera de estos casos (X-M)=0. Retiramos este trozo de la fórmula, y nos queda el PIB del país en el que despreciamos el sector exterior.

Y = C + I + G

■ Pregunta de autocomprobación: ¿Recuerdas qué era la ‘Y’ de la fórmula? ¿Y la ‘I’?

.

Fuera el gasto público

Supongamos ahora que el gobierno fuera no intromisivo. O, para más comodidad, supongamos que directamente el gobierno no gasta nada. Es decir, no hay impuestos, de ningún tipo. Todo está privatizado. Sanidad privada, carreteras con peajes, seguridad privada, la justicia se paga, y así todo. El gobierno no gasta nada, y el único funcionario (el presidente) cobra de donativos de ONGs. Por tanto G=0 ya que ahora el gobierno no es un agente participante en la economía. Ahora la fórmula del PIB queda más normalizada:

Y = C + I

.

Y éste es el esquema mental que debería quedársele a todo el mundo en la cabeza. Con esto puedes ir por la vida, casi casi.

.

.

Buscándole las vueltas al PIB

.

¿El PIB (Y) es lo que consumo más lo que invierto? Sí. Pero el PIB realmente puede leerse por varias vías, y desde todas su valor es el mismo.

El PIB es TODO lo que se produce Y VENDE en un país en un año, valorado a los precios a los que se vendió. Ojo con el matiz ‘vender’, que muchos piensan que PIB, como se llama producto interior…, es lo que se produce. Pero no. Si yo ahora produzco una figura de papiroflexia con mis manos, salgo a la calle y NO la consigo vender, NO SUBE EL PIB. Si la vendo por 30€ por ser una maravilla, sube el PIB 30€ (efectivamente, si la vendo en B, sería PIB, pero el Estado no lo sabe, así que no lo contabiliza en el PIB; salvando matices, se entiende). Y efectivamente, si tú cultivas tomates en el jardín de tu casa para ti mismo, no suben el PIB, aunque sí son un valor real. Esto es el margen de error minúsculo que tiene el cálculo del PIB, respecto de lo que sería la riqueza real pura. ¿Alguien de aquí se los cultiva? ¿Cuánto de los miles de euros/dólares de tu renta anual sería autocultivo?

La producción (PIB o Y) se destina por tanto TODA a 2 posibles cosas: o consumo, o inversión. Es decir, quienes compran toda la producción (todo el PIB), son consumidores que la consumen (comida del súper), o empresas que la invierten (un ordenador).

Sí, efectivamente, un mismo producto podría ser considerado de forma diferente según quién lo adquiera. Si un particular se compra un tlf. móvil es consumo, si se lo compra una empresa para incluirlo en su operativa y actividad, es una inversión, ya que espera funcionar mejor así y, por tanto, ganar más; esto es, espera un retorno de la inversión. El particular se supone que sólo espera bienestar; esto es por tanto, consumo.

.

Pero veámoslo de otra forma, y pon atención para no liarte.

PIB es todo lo que se produce y vende. Siempre que se vende algo, es porque otro lo compra, obviamente. Por tanto, PIB es todo lo que se compra. Y se compra para consumo (C) o para inversión (I). Pero ¿con qué se compra?

Sólo se puede comprar con lo que uno haya ganado. Esto es, los trabajadores por cuenta ajena ganan sueldos, los trabajadores por cuenta propia ganan lo que sea (ingresos de su trabajo), y las empresas ganan (si va bien) el resultado de su cuenta de explotación. Por tanto, todo lo que se compra para consumo (C) es con lo que se gana. Y lo que es más, aquello que se gana y no se gasta se llama ahorro (S).

Por tanto,   Y = C + S

Es importante que no te pierdas en este paso. Si ganas 1000€/mes y gastas en tu consumo 800€/mes, ahorras 200€/mes. Simple. Si todo el mundo hace lo mismo que tú, finalmente existirá un consumo agregado que será el 80% del PIB, más un ahorro agregado que será el 20% del PIB (además por ahí iban realmente las cifras reales universales: 80%+20%). Y ambos sumados serán el PIB.

Con un salario se ve fácil: casi todo a consumo, y una parte (o nada) a ahorro.

Con lo que gane un autónomo, aunque no sea un salario fijo y sea variable, pero también se ve, y más cómodamente si se mira en términos anuales.

Y lo que “gana” una empresa son los beneficios que hace al terminar el año si los hace, en cuyo caso lo que debe hacer es repartirlos entre los socios accionistas que aportaron el capital. Si lo hace así, estos beneficios de la empresa serán simplemente más renta de unas personas (igual que los intereses que te da el dinero del banco). Si la empresa opta por NO repartir dividendo y retiene ese beneficio, se trata de un AHORRO que hace y, por tanto, una automática reinversión. Se llama de hecho contablemente ‘autofinanciación’ de la empresa. Cabe señalar aquí que lo que comprase una empresa con esos beneficios no distribuidos o con lo que fuese, nunca será ‘consumo’. Por definición, cualquier cosa que compre una empresa es Inversión (si es duradero).

Por tanto, lo que ganen todos en el país se destina a 2 cosas: a consumo o a ahorro. No hay más opción.

¿Y qué implica esto? Que el importe total del ahorro es igual al importe total de la inversión.

I = S

.

Es decir, ahorro e inversión, es realmente la misma moneda mirada desde sus 2 diferentes caras.
• Cuando tú te compras un piso, es ahorro. Pero también es una inversión.
• Cuando tú metes dinero debajo del colchón, es ahorro. Pero también es una inversión (aunque sea pésima, ya que el dinero se va depreciando con la inflación).
• Cuando tú metes dinero en el banco, es ahorro. Pero también es una inversión.
• Cuando tú compras bonos del Estado (es decir, el Estado ya está despilfarrando dinero y se ha quedado sin, y pide prestado incluso a la población además de a los bancos), es una inversión, que obviamente haces con tus ahorros.
• Cuando inviertes en bolsa, cuando inviertes en un fondo de inversión, etc. Inviertes. Pero inviertes lo previamente ahorrado. Es decir, lo que inviertes son ahorros. Por tanto, es la misma cantidad eso que inviertes que lo ahorrado.

Por tanto, casi incluso podríamos decir que ahorro e inversión es la misma cosa. Ahorro es, coloquialmente, “apartar” un dinero para no consumirlo. Inversión es ‘lo que hagas’ con ese dinero, sea lo que sea; como si es NADA.

Si invirtieras el dinero de otro es cuando te endeudas. Pero el dinero de otro son sus ahorros. Así, en agregado, para todo un país, lo que se invierte es lo que se ahorra. Aunque ese mismo ahorro nacional se pueda estar invirtiendo de un día para otro de diferentes formas, ahora más eficientes y ahora más desganadas, hasta dejarlo simplemente en cuentas a la vista o debajo del colchón.

.

Bueno, ¿y qué pasa si yo voy al banco a pedir prestados los ahorros de otro tipo, y en vez de destinarlos a inversión (I) los destino a consumo (C)?? Por ejemplo, pedir 5.000€ y hacer un viaje.
En ese caso se llama desahorro. Y lo único que haces es REDUCIR el ahorro del país. Ahorro = Inversión es una ley natural conceptual. Es decir, cualquier inversión es con fondos provenientes de ahorro; y todo lo que no se invierte, se consume. Así, si vas al banco a sacar para consumo lo que otro metió para ahorrar, es como si él mismo lo sacara y lo consumiera. Es simplemente menor ahorro del país.

.

¿Cuál es la diferencia entre Consumo (C) e Inversión (I)?

• Consumo es lo que produce el bienestar. Consumo es el quid de la vida (ahora ya lo sabes). El quid de lo que va el Universo económico. Al final cualquier fórmula o conjetura tiene que concluir en ayudar a mayor consumo de las personas.

• La inversión NO produce el más mínimo bienestar. Produce (si va bien) retornos futuros. Esto es, en el futuro te devuelve lo invertido y te da además algo más como recompensa o remuneración.

.
Otra diferencia clave es la temporal:

• El consumo tiene un efecto presente. Su bienestar es ahora.

• La inversión tiene una renuncia presente, y un resultado o efecto futuro. Es decir, permitirá (si va bien) un mayor consumo en el futuro, tras haber renunciado a consumo presente (ahorro).

Vemos aquí ya la primera pista de la relación de desplazamiento en el tiempo para el dinero. Si consumo, gasto ahora. Si ahorro, hay menor gasto ahora y mayor gasto futuro. Trasladamos bienestar del presente al futuro mediante el ahorro, y del futuro al presente mediante un préstamo al consumo (p.ej. VISA).

.

 

.

Tipos de interés

Aclarado todo lo anterior, lo que une ahorro con inversión es el tipo de interés.

■¿Cuánto dinero ahorraré? Dependerá de cuánto me paguen por ello (porque realmente no lo ahorro, lo invierto). –> tipo de interés

■¿Cuánto dinero cogeré prestado para invertir en un nuevo proyecto? Dependerá de cuánto me pidan por ello –> tipo de interés

Como la disponibilidad de ahorros (por ejemplo, una persona anciana que apenas gasta, y tiene gran cantidad de ahorros acumulados), o la necesidad de gastar lo que aún no se tiene (por ejemplo, un emprendedor joven con un proyecto a punto de ponerlo en marcha más su piso que se desea comprar) varían de una persona a otra, las personas se compran y venden (alquilan, más bien) sus ahorros. Es decir, su capital. El ahorro es capital. El ahorrador es capitalista.

Es decir, si tú me dejas usar tu dinero ahora, yo te lo devuelvo mañana, con un pago adicional por el servicio y el riesgo.

En la práctica, para esto, existe el Sistema Financiero entero. La parte más visible son los bancos. Y ponen en contacto a ahorradores (prestamistas) con financiados (prestatarios).

El precio de la operación se llama coloquialmente “precio del dinero”, y es el tipo de interés.

Realmente NO es lo que cuesta el dinero. Es lo que cuesta EL TIEMPO; el factor de sustitución intertemporal. O la prisa que tenga el prestatario, o la ausencia de prisa del prestamista. Ya que lo que hacemos al pedir dinero prestado es adelantarnos el dinero que recibiremos en el futuro. Y cuando lo recibimos en el futuro, devolvemos el préstamo. Por ejemplo, los créditos bancarios que adelantan la nómina. Es decir, queremos consumir o adquirir ahora bienes o servicios para los que aún no disponemos del dinero, pero la prisa nos apremia, así que nos lo adelantamos del futuro.

En resumen y para no irnos por las ramas, los empresarios son tipos que invierten. Por tanto, pagan ese tipo de interés. Tú dirás “pero si invierten sus ahorros no pagan el tipo de interes, ¿no?”. No se lo pagan a otro o a un banco, pero se lo pagan a sí mismos. Es decir, si el tipo de interés es un 5%, simplificando querría decir que si depositas dinero en el banco te da un 5% anual. Y si le pides prestado, te cuesta un 5% anual. Así, si un empresario invierte, está renunciando a ganar ese 5% que le daría el banco, ¿se entiende? Esto es relevante, porque si va a invertir en una actividad (promoción de pisos en el Levante español) de la que espera una rentabilidad del 3% sobre el total invertido, le interesará más dejar el dinero en el banco y no hacer los pisos, ¿se entiende? Y por tanto, si el tipo de interés baja, por ejemplo al 2%, ahora ya sí le interesará sacar el dinero del banco y hacer los pisos. Así funciona.

Aclarada la mecánica de las variables básicas (contabilidad nacional, PIB, ahorro y tipos de interés), vamos a las grandes escuelas de pensamiento. En el pasado, el presente, y el futura.

___________

.

.

1.  Keynesianismo (el pasado reciente)

.
John Keynes (1883-1946), economista inglés. De él viene la escuela de pensamiento llamada ‘los keynesianos’.

Ignorando por simplificar el sector exterior (importaciones y exportaciones), si el PIB entonces es Y = C + I + G, las fluctuaciones macroeconómicas (crisis, recuperación, auge, y vuelta a empezar), principal preocupación de la macroeconomía, las explican los keynesianos así:

1) CAUSAS: Las crisis son fenómenos casi conspiradores de empresarios que, de forma casi unísona, dejan de invertir. Cae así I, y por tanto cae Y, y en espiral se genera paro, las familias ganan menos, cae C, caen los resultados de las empresas, por tanto cae aún más I, etc. Esta espiral (cierta), de origen casual-conspiranoide, produce un desplome significativo de Y (PIB).

2) SOLUCIONES: La actuación óptima ante esto es subir G. Es decir, que el gobierno en época de bonanza ahorre, y que en época de crisis aproveche él a consumir. Si el sector privado no hace trabajar a la población, que lo haga el sector público. Hacer carreteras, etc.

.

¿Problemas de esto?

1) La causa planteada es poco razonable.

2) Que el gobierno pague por poner a personas a cavar agujeros y luego a taparlos y vuelta a empezar, ayuda al PIB. Algo no cuadra, ¿no? Como dice el rap, “incluso romper un cristal da riqueza al cristalero”. Un tanto extraño el tema.

3) Indirectamente está “avalando” argumentalmente el socialismo: Gobierno intervencionista en economía, gobierno que confisca primero y luego decide qué gasto necesitaba la población, y además el mercado por sí solo no funciona (según esto).

.

.

2.  Monetarismo (el presente; hoy)

.
Escuela monetarista. Del Premio Nobel Milton Friedman (1912-2006) y la “escuela de Chicago“.

Se ignora igualmente, por simplificar, el sector exterior (importaciones y exportaciones), Y = C + I + G. Pero los monetaristas no queremos G. G=0. Así que, ya libres de ese gobierno y ese socialismo, Y = C + I.

Las crisis las explican así:

1) CAUSAS: son de tipo monetario. De escasez de liquidez en el mercado. Falta de oferta monetaria.

2) SOLUCIONES: hay que introducir más dinero en el tráfico de circulación de dinero del país. Esto se hace dando más préstamos, y se dan cuando la gente los pide, y si piden más es porque se han bajado los tipos de interés. Por tanto, bajar los tipos de interés. Y además aumentando la oferta monetaria. Es algo así como aumentar la cantidad de billetes con la que se juega al Monopoly. Siendo el juego el mismo.

Si la cantidad de dinero se aumenta excesivamente, simplemente se genera inflación, ya que el dinero es sólo algo monetario. Así, hay que ir aumentándolo levemente, manteniendo una inflación mínima (que estimule el consumo, porque el dinero se deprecie así si lo retienes), pero lo más baja posible. Esto, lo deberá hacer la autoridad monetaria; esto es, el Banco Central de cada país.

.

¿Problemas de esto?

1) No son exacta y rigurosamente esas las causas. Y el fallo de matiz en el diagnóstico, aunque minúsculo, hace errar enormemente los remedios recetados a aplicar.

2) Y la solución propuesta es poner a unos planificadores centrales (socialistas) (bancos centrales, como el BCE y la FED), a decidir al criterio arbitrario y titubeante de unas pocas personas cuál debe ser, porque sí, el precio al que intercambiarán dinero los ahorradores e inversores de todo el mundo(millones y millones de personas libres).

3) Indirectamente sigue “avalando” argumentalmente el socialismo, aunque sea un socialismo mínimo (ya que la escuela monetarista es liberal, capitalista y minarquista), pero lo sostiene, justifica y “necesita”.

.

__________________________________

¿Y por qué hemos comprobado que falla el sistema actual, el monetarista?

.
Los bancos centrales, al mover ellos a la fuerza el tipo de interés, el mundo (los individuos) pierden esa señal fundamental de su entorno. No es que la pierdan. La tienen ahí, pero completamente falsa. En vez de ser el “semáforo” económico que indica cuándo es bueno o malo invertir o ahorrar, de repente se pone verde para ambos lados y ambos gastan, por ejemplo.

Recordemos que los tipos de interés eran los precios a los que intercambiaban ahorradores e inversores. El factor de sustitución intertemporal.

¿Cómo se forma el precio? Pongamos varios escenarios:

■ Los productos que ofrece el mercado no son suficientemente geniales, así que no motivan suficientemente la demanda (el consumo), así que espontáneamente se genera más ahorro. Hay exceso de oferta de ahorro, por tanto bajan los tipos de interés. Los empresarios ven esto, así (igual que en el ejemplo de más arriba de los pisos) invierten ahora (toman prestado) en proyectos que pasan a ser rentables respecto del coste de oportunidad de tener el dinero metido en el banco. Con estas nuevas inversiones hacen sus “apuestas” o propuestas a los consumidores, y éstos tendrán un nuevo repertorio de bienes y servicios que, de generarles el suficiente bienestar y felicidad, desearán ahora consumir más y ahorrar menos. Retirarán el dinero de sus ahorros, subirá así el tipo de interés (escasez de dinero), y parará o se reducirá la inversión.

■ En un escenario en el que los consumidores son felicísimos y los productos del entorno son tan geniales que aunque el banco les de un 10% no quieren ahorrar nada, es un entorno en el que no se invertirá. ¿Por qué? Pues porque no necesitan nada. Si los empresarios creen que hay oportunidades muy buenas para la sociedad, tal que los consumidores ni las ven pero les convendrían si existieran, pujarán más por obtener dinero, así que subirá el tipo de interés aún más, hasta que una de 2: o consiguen el dinero, o el proyecto a ese precio de financiación deja de ser rentable, por tanto no es el momento de la sociedad para acometer esa inversión.

Bien. Si ahora viene un planificador central socialista y dice (aun con la mejor intención): “me da igual lo felices que seáis o la calidad de los productos que tengáis; los tipos de interés van a estar por los suelos”. ¿Qué sucede?

Consumidores: Sucede que los consumidores no quieren ahorrar. ¿Para qué? ¿para no recibir nada a cambio? Para ellos la “señal” (errónea) está siendo que los empresarios NO QUIEREN su dinero, por eso no pagan por él. Si no lo quieren, es porque a los empresarios no se les ocurren ideas de inversión ni iniciativas, por tanto prestarles el dinero no producirá mayor bienestar. Por tanto, el mayor bienestar se obtendrá de, directamente, consumir.

Así, consumir todo es la decisión óptima (de ahí incluso las tasas de ahorro negativo -desahorro- que había por ejemplo en España en los últimos años).

Empresarios: Sucede que los empresarios tienen dinero casi regalado (y sin el ‘casi’). Así que, ¿por qué no acometer cualquier proyecto? Para ellos la “señal” (errónea) está siendo que los consumidores no tienen casi ningún producto que les satisfaga, así que no consumen gran cosa y ahorran una enorme parte de su dinero, por eso existe tanto dinero disponible para financiarse, y por eso ese exceso de oferta de dinero provoca un tipo de interés tan bajo. Si lo que tienen los consumidores en el mercado actual es, supuestamente, insatisfactorio, cualquier cosa pasa a ser rentable, y así lo manifiesta el tipo de interés.

Entonces los empresarios empiezan a acometer multitud de proyectos de inversión que en realidad estarían por debajo del umbral de utilidad/rentabilidad del mercado, si éste estuviese liberado y con las señales saneadas (veraces). Aumenta el consumo de las familias, sin ahorro, y aumenta también la inversión. En vez de moverse paralelas esas líneas, como siempre, como las vías del tren, ahora se van abriendo y separando cada vez más. Eso es algo que tendrá que ajustarse en algún momento. Es decir, hay infinidad de inversiones que los consumidores simplemente no quieren. Esto es, que son malas inversiones pero que los empresarios pensaban (por las señales recibidas erróneas) que eran buenas inversiones.

La chispa saltará por cualquier motivo. Pero el hecho de que la chispa provoque esa crisis es porque estaba toda esa burbuja de actividad falsa y artificial. Era real, pero no era demandada por un mercado auténtico, sino por uno de señales falsas y, por tanto, cuando se descubren las auténticas, gran parte de lo invertido no sirve para nada. Por ejemplo, el stock de casi 1.000.000 de viviendas sin vender en España, o que el 40% del PIB de EEUU eran finanzas (bolsa y productos finacieros).

Ahora, el mercado tiene que ajustarse dolorosamente. Tienen necesariamente que quebrar empresas, tienen que muchos empleados cambiar de sectores, ya que había sectores agigantados que no tenían sentido, y ahora tienen que reubicarse en los demás, cuando los agigantados recobren un tamaño sano y real. Quebrar empresas es doloroso y lento, reubicar personas también, identificar qué inversiones no van a merecer la pena también lleva un tiempo, etc. De ahí que suponga un cierto tiempo cada crisis, que dependerá también de las mayores o menores trabas y restricciones para ajustar los errores previos. Para España se alargará en general significativamente más por las restricciones y trabas especialmente de su mercado laboral (imposibilidad de trasladar mano de obra -rigidez mercado laboral-, subsidios desempleo, más impuestos, etc.).

__________________________________

.

3.  Sistema monetarista de la escuela austríaca (el FUTURO cercano)

.
Escuela austríaca. Ludwig von Mises (1881-1973), el Premio Nobel Friedrich von Hayek (1899-1992), y otros.

Las crisis las explican así:

1) CAUSAS:

Son de tipo monetario. Se deben a la creación artificial de dinero bancario mediante los depósitos de los ahorradores, que los bancos en vez de conservar en depósito, los prestan, multiplicando así artificialmente la cantidad de dinero en el tablero de juego (mediante anotaciones en las cuentas de los clientes), aunque el número de billetes y monedas original es siempre el mismo (es un poco largo de explicar ahora, pero muy interesante, recomiendo que lo busques e invesigues). Éste se crea porque a nivel agregado un banco no tiene por qué guardar el depósito de un cliente, sino que puede prestarlo. Así, por anotaciones bancarias, crean dinero. Ya que en la práctica nunca te entregan el préstamo en billetes en mano; simplemete es un número en una libreta. Si todo el mundo va al banco a por su dinero, este simplemente NO EXISTE. Ni siquiera se llegó a imprimir nunca. Es ficticio. Y éste es el problema. El dinero físico real es aproximadamente un 10% del total de dinero que “utilizamos”.

Estas creaciones de dinero de la nada producen expansiones monetarias falsas y enormes, que producen una alegría artificial en la sociedad (consumidores consumen al límite, y además inversores invierten al límite, como si los consumidores lo ahorraran todo y no consumieran nada). Y tarde o temprano se tienen que ajustar, corrigiendo todas las inversiones que no eran eficientes realmente, pero que el sistema de señales del mercado del dinero (el tipo de interés) engañosamente presentó como interesantes y eficientes.

2) SOLUCIÓN:

-Retornar a un patrón fijo como el patrón oro (lo bueno del oro es que es eterno -no se degrada u oxida-, es valioso, es útil, y la cantidad total que existe en el mundo es más o menos constante -así que no se generaría inflación por ahí-, y su aumento anual por nuevos yacimientos es realmente ínfimo; tal vez un 1% ó 2% anual)

Coeficiente de encaje del 100% (actualmente ronda el 2%, lo cual permitiría multiplicar hasta x50 la cantidad de moneda y billete existente realmente; con el 100%, sólo se multiplica por 1). Sea como sea, que el banco no pueda multiplicar la oferta monetaria.

Tipo de interés LIBRE. De mercado. Lo decide libremente el mercado fluctuando, mediante la oferta de ahorros, y la demanda de créditos, en todo momento. Igual que fluctúan las divisas o cualquier otro mercado.

.

.

¿Cómo sería este nuevo escenario?

El oro volvería a coger más valor. Se cotizaría más. Así que si quiere el lector, que compre; esta es mi apuesta; pero dependerá de cuándo los gobiernos decidan desmantelar el actual sistema y poniendo el respaldo del oro.

Oro no hay mucho en el mundo. Si se pusiera todo el oro junto, ocuparía un cubo de 16x16x16 metros. Un edificio mediano de pocas alturas. Éste es todo el oro que hay actualmente en La Tierra descubierto.

Las personas ahorrarían más. Desde luego mucho más que ahora, que parece que el hábito de ahorrar pasó a la historia. Será curioso observar cómo vuelve.

Es decir, volverían a ahorrar nuevamente. Los tipos de interés serían en general más altos que los de los últimos 20 años. Rondarían quizás el 5%-8%. Así, aunque la inflación fuera del 4%, los ahorradores ganarían dinero realmente si lo guardan en el banco. Especialmente si lo guardan a plazo fijo,  ya que probablemente en este escenario de encaje=100% los bancos, como ya no pueden hacer negocio con nuestro dinero, cobrarían más comisiones por el servicio de depósito y cuenta corriente.

■Con esos tipos de interés tan relativamente altos, la demanda de préstamos y créditos sería menor. Pedir un préstamo volvería a ser algo más excepcional y ocasional. Primero porque es caro devolverlos. Segundo porque todas aquellas inversiones que den, por ejemplo, un retorno anual esperado inferior al 8%, si hay que endeudarse al 8% para afrontarla, es absurdo. Así, no se acometería. Pero si el mercado necesita inversiones, lo que harán los ahorradores es consumir menos aún (porque no quieren lo que hay, quieren cosas nuevas), eso abaratará el dinero, y ahora ya sí serán rentables esas inversiones que estaban en el umbral del 8%.

■Habrá menos actividad inversora, y menos consumo. Sí, efectivamente, la economía en principio no tendrá esa “artificial alegría”. Pero a largo plazo sería mucho mejor. Es decir, es mucho más eficiente que todas las inversiones vayan siendo siempre las acertadas y las que el mercado deseaba y necesitaba, y ni una más ni una menos, que una avalancha de inversiones erróneas y de pésima calidad, más luego una crisis penosa para retrocederlas, y luego otra avalancha, y así nuevamente. Es evidente. En cualquier caso, se evitarían las crisis definitivamente (al menos, las crisis éstas “espontáneas” y frecuentes que conocemos; si hay una guerra, un meteorito choca contra La Tierra, etc., seguriá habiendo shocks en la economía; pero de forma natural). Los tremendos baches generales de las economías, producidos exclusivamente por esta inflamación falsa y artificiosa de la actividad (una burbuja de la economía en general), que luego explota para volver todo a su tamaño auténtico que subyacía.

Los cambios de un sector a otro no tienen por qué ser tan traumáticos, ni para trabajadores por cuenta ajena, ni para emprendedores que apostaron su patrimonio y/o financiación. Son suaves. Son simplemente flujos continuos y graduales de recursos (capital y trabajo), de sectores menguantes a sectores emergentes.

Asimismo, en un contexto saneado y dinámico (con economía libre) todo de inversiones eficientes, las tasas de crecimiento no tienen por qué ser realmente inferiores a las de las etapas “artificalmente alegres” de las eras de errónea inyección monetaria actual.

Digamos que esto sería como alimentar a una mascota recién nacida, con biberón, dándoselo a la velocidad óptima. Si le damos poco biberón, crecerá poco. Si se lo damos a presión inyectándole en la garganta el contenido, primero tragará mucho rápido, y luego se atragantará un buen rato. Si se lo damos al flujo máximo óptimo que aguanta, sin parar, crecerá a su máxima velocidad.

Éste es el nuevo escenario.

.

¿Cuándo se implantará esto?

No lo sé. Depende de los políticos. Yo creo que será ya. Tras esta crisis mundial se ha terminado de confirmar las críticas que había a este sistema de la escuela monetarista. El cambio debería ser ya mismo. En los próximos meses. Pero igual tardan años… quién sabe.

Mientras tanto, también habría todo un sinfín de medidas intermedias que, sin abandonar el intervencionismo, se acercarían más a lo que haría el mercado sano por sí mismo; a saber:
• Mantener unos tipos de interés en general más altos
• Aumentar paulatinamente el coeficiente de caja, que es del 2% (en Argentina era del 60% hace unos años, lo pasaron al 75%, y finalmente llegaron hasta el 100% de un decreto). En Europa y EEUU se podría ir aumentando un 1% trimestral, por ejemplo, de forma que cada año subiera un 4%. Llegados al 20%, ya podría subir a otro ritmo. En fin, son ideas.

Fijese el lector la curiosidad del grupo de políticos de la socialista Unión Europea. Ante esta crisis lo que dicen al reunirse es que el capitalismo (economía libre) falla (cuando lo que falla es precisamente la parte que NO es libre y le hace tropezar al ‘todo’; los tipos de interés dirigidos por 4 personas en todo el mundo). Ahora que las economías ya se están recuperando (porque las personas siguen buscándose la vida, trabajando, intercambiando, probando cosas,… eso es la economía), entonces aparecen ellos y dicen que sus medidas ya han tenido efecto y se está arreglando el mercado por ello…

La realidad es justo al revés. El mercado lo estropeó el intervencionismo. Con la mejor intención en este caso, vale, pero nuevamente sólo podemos fiarnos de la ciencia pura: el mercado debe ser LIBRE para estar en sus equilibrios y óptimos, y generar el máximo de riqueza a las naciones. Y al mercado no le arregló nadie, se arregla solo. Por eso se recupera lentamente. Sin embargo, hay países, que tardan en vez de 1,5 años, 3 ó 4 años en recuperarse. ¿Por qué piensa el lector que es eso? ¿Será su mercado de peor calidad? ¿Su población más inepta?

No. Simplemente su economía está más intervenida, menos libre. Por utilizar una metáfora, los bueyes que tiran del carro están más apaleados y desangrados, además de que les han puesto más peso al lomo. Así, ellos siguen tirando hacia delante, porque es ley de vida; mientras hay vida, hay actividad y movimiento. Pero tardarán el doble y más, en tiempo y esfuerzo, en llegar al mismo punto que otros países más intervenidos (menos, pero también algo intervenidos; recordemos que un país totalmente libre NI HUBIERA TENIDO LA CRISIS).

.

¿Por qué se dice que para salir de la crisis se necesitan políticos valientes, o políticos patriotas?

Por esto. Porque las medidas a tomar para liberalizar la economía son medidas contrarias a las creencias del socialismo y del comunismo. Entonces sindicatos y electorado socialista se opondrá. Se ganarán protestas, mala reputación, se perderán votos. Se ayudará al país, pero se perjudicará al propio partido. Grave dilema, ¿verdad?

De aquí sacamos otro aprendizaje: igual que las empresas son unidades maximizadorsas de beneficio (y así debe ser), los partidos políticos queda claro que son unidades maximizadoras del número de votos.

¿Se entiende también mediante esta reflexión el populismo? ¿Y por ende la existencia del socialismo? Todo lleva a lo mismo.

.

Anuncios

6 comments so far

  1. molusco on

    Interesante, extensa aunque densa y al tiempo muy buena reflexión, la recién publicada en este blog.

    Me quedo con varias cosas:

    – Que los tipos deberían ir a lugares más cercanos de la oferta-demanda, para evitar distanciarnos más del mundo real, sobre todo en lo que a endeudamiento se refiere, aunque los tipos bajos han sido, además, los mayores causantes de esta crisis, por el calentamiento de activos inmobiliarios y su consecuente explosión. No parece que estemos, ni mucho menos, cerca de la solución … y eso que yo soy muy optimista por este cambio social y económico que introduce internet y la globalización (es por lo único). Siempre defendí que los tipos no deberían seguir tan manipulados a la baja.

    – Que ya nadie habla del keinesianismo. En El Gabinete (nuestro grupo de tertulia) se discutió mucho en su momento … pero … ahora que los países europeos están tan endeudados … ¿Esto ya no vale? Tiene gracia. El keinesianismo tiene un lógico límite marcado por la deuda. es claro. Bueno, yo todavía soy un poco Keinesiano, pero sólo provisionalmente y de forma comedida … para impulsar sectores necesarios para competir en esta globalización. Para España es claro … turismo, comercio, industria agroalimentaria, gastronomía, sector inmobiliario aunque sólo el de buena calidad y de buen paisaje urbano (de ese que todavía no existe en este país), energías, agua, renovables … y poco más. Nunca para subsidios, planes E, ni para nada que arruine el país o para planes de muerte lenta como tanto gusta a Zapatero.

    Y también me quedo con esto último de este post … ¡Mi más sincera enhorabuena al autor! precisamente en El Gabinete hemos comentado últimamente mucho sobre socialismo, populismo, democracia(concebida como conocemos), federalismo, ley d´hont, sobre-funcionariado y sobre-desayunatorismos … bueno … todas esas cosas y todas sus dramáticas consecuencias … que con disculpas a los lectores me atrevo a repetir:

    De aquí sacamos otro aprendizaje: igual que las empresas son unidades maximizadorsas de beneficio (y así debe ser), los partidos políticos queda claro que son unidades maximizadoras del número de votos. ¿Se entiende también mediante esta reflexión el populismo? ¿Y por ende la existencia del socialismo? Todo lleva a lo mismo.

    • Marcos on

      Gracias. Empezar con ¿qué es macro? y acabar con escuela austríaca, “compra oro”, y esto es socialismo, tenía que ser largo. Respecto de lo del leve keinesianismo, efectivamente, puestos a que el gobierno se meta a participar en la actividad económica, mejor que lo haga invirtiendo que con subsidios o gasto.

      Pero entiendo que un gobierno sólo da problemas:

      1) Introduce distorsiones. Es decir, lo que el gobernante considere que debe ser estratégico, igual no es lo que el mercado y la gestión óptima de los rescursos requieren. De hecho, suele ser que no. Así, los asigna mal y los mantiene mal asignados a la fuerza.
      Un análisis teórico a veces acierta y muchas falla. El mercado es impepinable; simplemente es.
      Aunque uno esté convencido de que X industria es estratégica, quizás por ser precisamente un gobierno va a necesitar medio siglo para darse cuenta de que estaba dándose contra una pared, y que eso era un error. Si es el mercado, en cuanto vea que hay una actividad más necesaria (más rentable), cambia y adiós.

      2) La mejor forma de ayudar a todos esos sectores que indicas no es quitarles el 50% de sus recursos generados (o más), y luego darles subvenciones.
      La mejor forma de ayudar es no quitarles el fruto de su actividad, y que evolucionen hacia donde tengan que evolucionar.
      -Si al mercado (consumidores) no le interesa, acabarán fuera del mercado.
      -Si al mercado le interesa mucho, entrarán más competidores mientras aún haya márgenes rentables.
      Y así

      La libertad, en un socialismo, es esa gran desconocida. Pero la libertad funciona.

      .

      PD: he buscado vuestro grupo de tertulia en google pero no lo he encontrado, ¿tiene blog?

  2. A.Jiménez on

    Gran reflexion. Tendrías que ver el análisis de este mismo tema que se maquina la editorial Anaya en su libro de economía de 1º de bachillerato. Un ejemplo, textual:

    “Si el PIB crece los gobiernos podrán cobrar más impuestos y así tendrán más dinero que dedicar a infraestructuras o a medidas de protección social, por lo que todos los ciudadanos nos veremos beneficiados.”

    Así salen los niños, hechos unos borregos. Y luego me preguntan que por qué no utilizo nunca libros, que copiar aburre.

  3. crispamares on

    Muy buen post. Me encantan estos textos que, aunque extensos, muestran con perspectiva muchas cosas muy importantes en nuestros tiempos.

    No soy economista, pero a raiz de la crisis me ha dado por informarme… y todavía tengo muchas lagunas.

    De la lectura me han surgido dudas:

    * ¿Por qué son “poco razonables” las razones que causan las crisis para Keynes? No lo razonas… sólo dices poco razonables… alguna explicación vendría bien.

    * ¿Por qué existen organismos como el FMI y el BM si los monetaristas son de la corriente liberal? ¿Qué supuesto beneficio tiene que existan?, o dicho de otra manera, según los monetaristas ¿por qué es malo que los tipos de interés se regulen por libre mercado?

    * Si no hay estado, y todo es privado… ¿cómo se evitarían prácticas monopolistas?

    Gracias por escribir este blog, que ilustra tan bien las ideas liberales. Un saludo.

    • Marcos on

      Muy interesantes y agudas tus preguntas. Para no ser economista, son más acertadas que las que haría algún licenciado en economía quizás. Intento responder:

      1)
      ¿Romper un cristal da riqueza al cristalero?
      Esto no puede tener sentido económico.
      ¿Qué es la riqueza?
      Riqueza es que tengamos cada vez más, o cada vez mejor, o más variado, o más ajustado a nuestros deseos.
      Desde este prisma, un país tiene más riqueza acumulada si tiene 100 castillos que si tiene 5 (por ponerte un ejemplo tonto).
      ¿Cómo puede ser que derrumbando un castillo generes riqueza?
      Sí, pones a trabajar a los “constructores de castillos”… pero ¿y qué? Aunque ellos estén cobrando dinero (dinero de impuestos, esto es, previamente quitado a otros), ¿qué sentido tiene desde el punto de vista de bienestar global?
      El castillo ya estaba ahí, no lo rompas y la riqueza para su disfrute ya está.

      Desde otro ángulo: que un gobierno coja el dinero de la población y se ponga a construir un monumento a Che-Guevara, genera empleo a albañiles, cerrajeros, etc. Pero ¿es esto eficiente?
      No.
      Ha quitado dinero en millones a personas, las cuales, de no habérselo quitado, obviamente habrían comprado e invertido también ese mismo dinero en otras cosas. Esas otras habrían generado su actividad en otras áreas, que también hubieran requerido contratar a personas para atender esta demanda con estos millones de dinero.
      ¿Cuál de las 2 opciones es mejor por tanto?
      La 2ª sin ningún género de dudas, ya que un 3º nunca puede saber mejor que tú qué es lo que te produce más bienestar y más satisfacción consumir o comprar.
      Un monumento al Che o un auditórium sin duda generará muchísimo menos BIENESTAR A LA SOCIEDAD que el que generará todo el consumo que harían puntualmente por ellos mismos con ese mismo dinero, no deprivado. Así, la economía (las empresas) crecería EN LA DIRECCIÓN CORRECTA. En la de la auténtica demanda. La de lo que quiere la gente. Lo que satisface necesidades reales. Atendiendo al voto anónimo y universal del dinero de la población. Y no a la ocurrencia de un funcionario, enamorado del Che en su adolescencia, y que ese monumento habrá que demolerlo dentro de 20 años por idolatrar a un genocida.
      ¿Se entiende?
      Espero…

      Según esa misma teoría de Keynes, poner a albañiles a cavar agujeros y luego taparlos también genera riqueza. Es decir, haces trabajar a la gente.
      Como el sector privado ya no necesita su trabajo, ahora lo hace el sector público, aunque sea para algo tan innecesario como lo antedicho.
      ¿Se ve o no?

      Una cosa es pagar un sueldo, y otra crear riqueza.
      Pagar al cristalero por romperle un cristal, o a un albañil por cavar y tapar agujeros sin fin, es lo mismo que regalar subsidios de desempleo. Ni más, ni menos. ¿O no?
      Y me explicas ¿qué riqueza se genera regalando subsidios?
      Niguna. De hecho y además, no es sólo quitarle el fruto de su trabajo a unos por la fuerza y dárselo a otros, sino que además genera una orgía tremenda de ineficiencias y desincentivos extras.

      El cristalero generaría riqueza si hiciera un nuevo cristal, sin necesidad de romperle uno anterior. Pero si no lo hace es porque nadie se lo demanda. Y si nadie lo demanda es porque nadie lo necesita. Y eso es porque quienes tienen que tener el dinero, no tienen suficiente, porque les han quitado una parte, y porque además están en paro tras una crisis, provocada ésta por los desajustes que intruduce el socialismo, emperrado siempre en meter su elefante en la cacharrería.

      ————————————————–

      2)
      Los monetaristas son de la corriente liberal, pero Europa es socialista, no liberal. De hecho, EEUU es un 25% socialista.
      El BM y el FMI, pero especialmente el FMI, son organismos encargados de ir sacando a los países poco a poco de sus socialismos, y trayéndoles libertad. Libertad económica, y libertad individual.

      Los monetaristas no dicen exactamente que sea malo dejar al mercado los tipos. Dicen que si los controla un órgano centralizado podrán bajarlos cuando necesiten (para inyectar liquidez), y que mientras tanto basta con vigilar que la inflación no suba, y así ya está todo ok. Pero no es así. Hay que dejarlos libres porque es un sistema de señal nº1 para la humanidad.

      Me gustaría poder transmitir lo importante que es esa señal para las personas. Incluso para el menos entendido o la vecina del quinto. Afecta a todos, y todos lo “sienten”.

      ————————————————–

      3)
      Sin Estado y todo privado: un sistema anarcocapitalista.
      En este escenario NO se plantea necesario ni conveniente evitar los monopolios naturales.
      Pero este tema tiene miga, así que lo haré en un post aparte. De momento te dejo el dato.

      Gracias a ti.

      Un saludo

  4. Luzbel d'Auvergne on

    Muy buenas, quería agradecerte ENORMEMENTE (Si te tuviera delante te daría un beso en los morros xDD) esta explicación general, clara y muy bien detallada de toda la macroeconomía que se necesita cuando estás estudiando una carrera (y realmente la asignatura no pega mucho).

    Soy estudiante madrileña del grado de Marketing, una carrera completamente en inglés, y como venía de hacer el bachillerato de ingenierías jamás había dado nada de economía. Suspendí el año pasado esta asignatura con un 4,15 y ahora la estoy repitiendo con otro profesor, que lo único que hace es desquiciarnos y no ayudar a que entendamos nada (Ni siquiera da más de tres ejercicios por temario, y jamás los repite en clase).
    Ya ha llegado hoy un momento de desesperación de NO ENTIENDO NADA ( ToT)/ que me ha hecho darme cuenta de que realmente seguía sin entender cómo funcionaba nada, lo que iba a hacer que suspendiera el examen final que tengo en dos semanas.

    Pero leyendo este post por primera vez he entendido cómo funciona, de dónde viene cada cosa, cómo funcionan realmente las variables y qué las mueve. Lo único que haría aún mejor el post sería plasmar ejemplos en gráficas del mercado de Goods&Services, el de Labour etc, pero me has resuelto muchísimas dudas! Te escribiré de nuevo si apruebo la dichosa asignatura de una vez! ;D

    Un saludo!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: