Impuestos: la Curva de Rahn. La gran desconocida

Y ya no os mareo con más curvas de impuestos. Con estas 2 (Laffer y Rahn) basta para “doctorarse” en impuestos. Y es que realmente no hay más curvas célebres en esta materia.

La Curva de Rahn se deriva de la de Laffer, pero es quizás algo más útil, a la vez que más intuitiva de ver y entender. Así que confío que tenga más calado entre los lectores, ya que este blog inicialmente estaba dirigido a dummies políticos y económicos (que es lo más recomendable para ser porque se vive más feliz), pero en cuanto queremos aclarar algo se nos va la mano sin querer y hay que esforzarse en mantener aquel nivel ameno y ultrapedagógico.

La utilidad de esta curva es fundamental. Te servirá para entender por qué hay países pobres que crecen con mucha fuerza (p.ej. China, Estonia), o por qué otros pobres están estancados y no crecen (p.ej. Cuba, Vietnam). O por qué muchos países ricos parecen dinosaurios ralentizados (p.ej. Alemania), y otros aún más ricos y agigantados siguen creciendo con tremenda agilidad (p.ej. EEUU, Irlanda). En algún momento de tu vida seguro que pensaste que los más pequeños, por alguna “lógica”, crecerían más rápido, y los más grandes más lento. Pero esto no es así exactamente. El crecimiento depende simplemente de la Curva de Rahn.

Digo que la Curva de Rahn es una gran desconocida porque lo normal es pasar toda una carrera de Ciencias Políticas o de Economía sin darla. No por no ser importante, sino porque no se ve. Por supuesto en ninguna otra carrera tendría sentido verla. Así que dudo que aunque estés licenciado, y ni siquiera en una de esas carreras, la hayas visto nunca u oído. Si fuera que sí, mejor. Prueba de escribir ‘curva de rahn’ entrecomillado en google, y verás que en español obtienes cero resultados, y prueba en “google.com in english” de escribir ‘rahn curve’ entrecomillado y obtienes varios miles, inlusive está en la wikipedia en inglés, pero no en español. Por algún motivo fuera del mundo anglosajón no ha llegado esta ley económica.
… hasta ahora, por supuesto, con este artículo.

Por cierto, debería considerar escribir el artículo de la Curva de Rahn en la wikipedia, en español. Ya que no existe  para el castellano tan fundamental conocimiento.

.

•En resumen: la Curva de Rahn nos relaciona tasa de crecimiento del PIB de un país con el nivel global de presión impositiva de dicho país.

* Tasa de crecimiento del PIB de un país es lo mismo que crecimiento de un país, o crecimiento de la economía, o incluso más o menos lo mismo que cuando se oye en el telediario “aceleración” o “crisis”. Es la velocidad a la que crece la riqueza o renta del país; la capacidad de éste de producir bienes y servicios.

* Nivel global de presión impositiva: los gobiernos sustraen dinero a la población por infinidad de vías (impuestos directos como IRPF, más impuestos indirectos como IVA, más otros como los de empresas, los especiales, multas, etc.), además que aquello que no consiguen sustraer y desearon, lo que hacen es tomarlo prestado de los bancos del país (déficit público). Por todo esto, lo que se considera habitualmente es el Gasto Público total, como medida de la presión impositiva. El Gasto Público como % del PIB es un dato fundamental en política y economía, y es CLAVE para entender el mundo. De los miles de variables que existen es sin duda una de las 5 más importantes, y posiblemente sea la 2ª más importante, tras el PIB. Inflación, déficit público, paro, etc. son todo minucias comparadas con esta variable y su importancia.

.

Observamos que al principio de la curva ésta nos recomienda tener más gobierno (tamaño de gobierno es una forma abreviada o simple de decir cantidad de dinero que coge el gobierno a la población y lo utiliza por su cuenta -gasto público o gasto del gobierno-).

Si el gto. del gobierno es cero, no existe gobierno. Es obvio. En ese caso es un estado de anarquía. Lo cual sería

por ejemplo como fue en el Paleolítico, en grupos nómadas disgregados, cazadores y guerreros, o al primer Neolítico (ya sedentarios con huertos y ganado que proteger), en mini-tribus sin ejército, donde ante ataques todos se defendían en común y sin organización. Anarquías. No son malas. Hay más fórmulas que esas primitivas, pero no es el tema. El problema es que en general son vulnerables a ataques si éstos son organizados. La unión hace la fuerza, tanto para “los buenos” como para “los malos”, y para según que tamaños de unión se necesita una mínima organización. Para 10 ó 12 personas de una tribu neolítica quizás no. Pero para 300 de una tribu o poblado mayor, surgirá.

Así, aunque puedan existir otras formas no basadas en el pago por la fuerza y la coerción (impuesto) sino basadas en la donación, o en la compra voluntaria y en la libre competencia como cualquier otro servicio, no vamos a entrar en esos análisis y vamos a suponer que tiene que haber impuestos sí o sí. Simplemente vamos a ver cuál debe ser su cantidad ideal.

A medida que va aumentando desde cero el gasto público (ya hay gobierno por tanto), observamos que el beneficio que provoca al PIB es muy rápido y pronunciado. Es decir, la defensa y el gasto básico para mantener una civilización evitando el inicio de la violencia en su interior y desde su exterior rápidamente permite que esa estabilidad redunde en que la gente se dedique a sus quehaceres feliz y concentradamente, permitiendo una gran prosperidad a esa población.

Superado el óptimo de la Curva de Rahn, seguir aumentando el gasto público es entrar en ineficiencias. Es retirar por la fuerza el dinero de la población, de los profesionales, de los consumidores, de los inversores, y que unos políticos y unos funcionarios se dediquen a escoger lo que creen ellos que deberían consumir los otros. Empieza el desastre. Empieza la pendiente descendente de la Curva de Rahn. Es decir, el gasto público empieza a afectar negativamente a la economía, a la actividad del país; esto es, al crecimiento del PIB.

El motivo principal de que la misma cantidad de dinero gastada/invertida por particulares o gastada/invertida por funcionarios genere eficiencia en los primeros e ineficiencia y pérdida en los segundos está explicado en este artículo sobre las 4 formas posibles de gastar dinero, que recomiendo sin duda revisar ahora. Aunque también hay más motivos que explican la generación de ineficiencias y pérdida de riqueza, y que desrecomiendan por tanto que un gobierno intervenga en la economía.

.

.

Evidencia empírica

.
Existe algo de evidencia empírica de este fenómeno, aunque quizás no sea del todo “fácil” a la vista. Además es complicado recabarla, ya que países en estado de anarquía no existen. Pero mediante varios análisis lo podemos ver.

Mismos países

* Pinchándolo lo amplías

Este gráfico es una demostración muy interesante, ya que en vez de comprarar diferentes países, compara a un mismo país consigo mismo en diferentes etapas impositivas. En este caso se hace la comparativa con 3 países anglosajones. El experimento incluye datos desde los años 60 hasta fin de milenio. Correlaciona etapas de alto crecimiento de la economía con bajo gasto % del gobierno en dichos países, y viceversa, etapas de bajo crecimiento de la economía con alto gasto % del gobierno. Este gráfico no da pleno soporte empírico a la Curva de Rahn, pero sí refleja al menos su tramo descendiente, que por otro lado sería el más relevante.

.

Diferentes países

Comparando entre los diferentes países de la OCDE (cada punto es un país), se observa el mismo fenómeno claramente: mayor presión fiscal va siempre acompañada de bajas tasas de crecimiento económico, y al revés, menor presión impositiva (el poder económico en manos de la población) va acompañado de altas tasas de crecimiento económico.

A pesar de que la nube de puntos ha sido ajustada con una simple recta lineal, ésta explica el 42% de la variabilidad de la nube, lo cual es realmente una significatividad muy alta como explicación del fenómeno.
.

Para el tramo ascendente de la Curva de Rahn nos encontramos con la traba de que deberíamos poder medir países en anarquía y países con gobiernos ínfimos, y ninguno de éstos existen en el mundo actual, en materia de retirar dinero a la población y gastarlo dicho gobierno.

.

.

¿Por dónde anda el óptimo de la Curva de Rahn en la realidad?

.

En el entorno del 10%

de gasto del gobierno como porcentaje del PIB, como dato meramente orientativo. Podríamos más bien establecerlo en un intervalo más amplio, entre el 5% y el 15%, más o menos.

Hay poco material en este sentido. Se necesitan normalmente varios estudios, para que unos contradigan o corrijan a otros. De momento NO existe esta información.

Sin embargo dicho óptimo, para que el lector se haga una idea orientativa, puede rondar el 10%. Esto es, que el gasto del gobierno (o gasto público) ronde el 10% del PIB. “Rondar” aquí es un término especialmente elástico y amplio. Personalmente, si al lector le interesa mi impresión personal, yo entiendo que está POR DEBAJO del 10%. Toda lógica lleva a esa conclusión.

Resulta realmente paradójico que me ha sido imposible encontrar cálculos de óptimos y evidencia empírica suficientemente minuciosa para países que tienen mares de datos estadísticos para cualquier faceta que uno pueda imaginar, como EEUU y el resto de países anglosajones, y sin embargo he conseguido una perfecta Curva de Rahn de España, de un workpaper de Universidad de 2004, que revisado completo es un trabajo científico de sorprendente dominio de la materia, rigor y seriedad. En este trabajo les resulta en el 10% el máximo de la Curva de Rahn.

Datos para España. Presión impositiva global VS Efecto s/ crecto. endógeno del PIB

.

En el sector público, se recompensa y premio el despilfarro, y se castiga la profesionalidad y la eficiencia

Estamos aquí ante otro conflicto de intereses del sector público. Es obvio que el óptimo de la Curva de Rahn no será un valor absoluto, sino que dependerá también de cómo y en qué emplee ese gobierno esa cantidad de dinero. Así, si un gobierno sustrae un 5% de lo que circula en la economía y lo emplea con la máxima eficiencia, podría bastarle, y recaudar más sería entrar en ineficiencias innecesarias. Pero si lo emplea mal, no le bastará, así que necesitará sustraer más para cubrir esos mínimos necesarios (ejército -gestión del monopolio de la violencia-). Por tanto, el óptimo se desplazaría más hacia la derecha en el gráfico y pasaría, por ejemplo, pongamos que al 10%. Si lo gasta aún peor, el óptimo se desplazaría más a la derecha, para conseguir con más dinero los mismos resultados que el gobierno eficiente y profesional conseguía tan sólo gastando aquel 5% de la economía.

Es decir, cuanto peor lo haga el gobierno, más dinero necesitará. Más dinero recaudará. Más poder económico impondrá tener, y tendrá. Cuanto mejor lo haga menos dinero necesitará y menos presencia económica tendrá. Parece un complicado conflicto de intereses, ¿no?

¿Por qué el gestor del monopolio legítimo de la violencia es, desde el s.XX, por el socialismo, el gestor y dueño de la mayor parte del dinero de la población? ¿Cómo se pasó de lo uno a lo otro después de siglos?

.

¿Se entiende ahora por qué Rusia y China pasaron de un gasto público del 100% (socialismo puro) a un gasto público del 20% aprox. actual, que está incluso por debajo del de EEUU? Para irse a las tasas de crecimiento más elevadas de la curva de Rahn, y aplicar así una política de “recuperar el tiempo perdido”, lo que se refleja especialmente en China.

La Curva de Rahn NO dice que el país con poco gasto público es rico. Dice que poco gasto público GENERA riqueza, esté el país en el nivel que esté. Crece más rápido. Si este es rico, lo será más aún. Si es pobre, saldrá de pobre. Un país rico con un muy elevado gasto público sí quedará ahogado y congelado en el tiempo, retrocediendo económicamente, o no avanzando ni siquiera al ritmo al que crece la población. Los mejores ejemplos de esto están en Europa continental occidental (Italia, Francia, Suecia, Alemania, etc.) y en Argentina, que son todo poblaciones que necesitan un rescate urgente que no pinta que vaya a suceder.

.

Tras este análisis y la Curva de Rahn, un vistazo al panorama real:

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: