Las 4 formas posibles de gastar dinero

Una pequeña y básica lección teórica de Economía, amenamente explicada, con conclusiones tan aplastantes que obligan a lamentarse de por qué estamos como estamos. Basado en la lección de Milton Friedman, premio Nobel de Economía.

Hay 4 formas de gastar el dinero, en sentido económico, y que son muy importantes de entender.

1) Puedes gastar tu propio dinero, en ti mismo.

Y cuando gastas tu propio dinero en ti mismo, eres muy cuidadoso de en qué lo gastas, y te aseguras de que obtienes lo máximo por cada euro.
Es decir, buscas realmente el mejor acuerdo posible, y lo encuentras, y de aquello que realmente deseas y se ajusta exactamente a tus necesidades.

2) Puedes gastar tu propio dinero, en otro.

Haciendo regalos, o invitando a amigos a cenar.
Cuando haces esto, eres cuidadoso de no gastar demasiado, pero tampoco te preocupas excesivamente por cuánto obtiene el otro de la compra recibida.
Como en un regalo de boda. Algo útil, algo razonable, pero sin duda no pones la misma pasión (ni tienes tampoco la información suficiente) que si gastases ese mismo dinero en comprar algo similar para ti.
Quieres que le guste el regalo, por supuesto, pero tu felicidad directa no depende de cuán atinado sea lo comprado. Así, por ejemplo intentas que no te lleve mucho tiempo o esfuerzo encontrarlo, ¿verdad? Porque no importa tanto lo que compras para otros como lo que compras para ti mismo.

3) Puedes gastar el dinero de otro, en ti mismo.

Por ejemplo, el dinero de tu jefe, o si eres jefe, el dinero conjunto de la sociedad entre varios socios.
Otro ejemplo, haces un viaje de trabajo al extranjero, trabajas en una gran empresa, y en la ciudad de destino tienes que escoger hotel libremente, y paga la empresa. Gastas el dinero de otro en ti.
Te asegurarás de obtener buenos productos por lo que gastas. Es decir, que lo adquirido sea realmente de calidad y satisfaga con precisión tus necesidades.
Pero no te vas a preocupar demasiado de si adquieres las cosas más baratas. Gastas todo lo que quieres.
De todas formas, sí deseas calidad. Aunque el hotel sea carísimo, imagínate que sale malo. Sin duda irás a quejarte, a reclamar indignado tu dinero, querrás desde luego o el servicio o el dinero. Eso no pasa en la 4ª opción.

4) Puedes gastar el dinero de otro, en otro.

¿Qué pasa en este caso?
Eres un “distribuidor de fondos de bienestar”.
Tú estás interesado en hacer tu vida lo mejor posible (como todo ser humano). Y bueno, incluso habrá gente que intentará hacer realmente lo mejor que pueda con ese dinero, pero jamás podrán tener el nivel de cuidado como si fuera su propio dinero, o el nivel de pasión, dedicación y conocimiento como si lo gastara para sí mismo y no para otros.

Por ejemplo, esto es el gobierno.
Un profesor no está gastando su propio dinero en el alumno, sino que está gastando dinero de los impuestos. Lo mismo el funcionario que está en la oficina y tiene que decidir cuántos consumibles gasta, cuánto teléfono gasta, etc.

Y esto sirve para todo el sistema.


* No te dejes asustar por una tabla. Te garantizo que no te lleva más de 180 segundos (3 min.) entenderla totalmente. Haz la prueba.

___________

•En la 1ª forma de gastar el dinero, es donde se le saca el máximo rendimiento y se optimiza su uso.
•La 2ª forma no es óptima, pero al menos no despilfarra.
•La 3ª forma tiende al despilfarro aunque adquiere calidad.
•La 4ª forma tiende al despilfarro y no vela por la calidad máxima de lo adquirido. Es la peor de todas.

.

Es por esto tan simple, que se explica que en los gobiernos haya tanto despilfarro de dinero, y tanta corrupción.

___________

.

.

Hasta ahora hemos hablado de gastar el dinero, en forma de ‘consumo’. Pero podríamos haber hablado de inversión, y sería lo mismo.

Definiendo inversión
Al fin y al cabo la inversión es comprar algo (tangible como una máquina o edificio, o intengible como acciones o patentes) a la espera de un rendimiento futuro.
Se puede comprar una carretera para dar un servicio de carretera (inversión), un hospital, un parque infantil, un nuevo cuartel militar, etc. Todo espera un retorno futuro. Por ejemplo una lavadora en este contexto se considera inversión porque dura años, y una manzana sería un consumo porque la compro y la consumo ahora. Normalmente la frontera para esto es de 1 año.
La diferenciación es importante, porque sin irme por las ramas, el consumo al ser presente es seguro y actual. En la inversión, al ser su consumo paulatino, o desplazado, requiere confianza en el futuro, seguridad de que existirá el retorno durante todo el tiempo, estimación de que existirá el volumen de retorno esperado, y un compromiso temporal largo para con esa inversión. Incluso si invierto en una lavadora, para beneficiarme de ella años tengo que comprometerme a estar cerca de ella esos años para poder usarla; es decir, me resta libertad de movimiento, al menos hasta ese grado, para obtener su retorno.

Invertir tu propio dinero, cuando el retorno será para ti –> optimizas la inversión al máximo. Esto es el sector privado. La economía. Esto es el nervio y núcleo de la prosperidad y crecimiento máximo de los países más avanzados. Sabes qué maquinaria necesitas, sabes qué es lo que mejor va a funcionar, y apuras hasta el último euro para ponerlo ahí.

Y en el otro extremo, la peor de las 4 opciones, cuando un gobierno es quien decide en qué invertir, con dinero de otros y para beneficio de otros.

Así, ver cuánto va a prosperar en los próximos años un país, es tan simple como ver el tamaño de su gobierno. El tamaño de su gobierno no indica cuán rico es hoy, sino cuánta riqueza va a generar o dejar de generar. Pequeños gobiernos dejan dinero y activos donde deben estar: en manos privadas, y el país experimente un fortísimo empuje. Enormes gobiernos (son socialismos) deciden ellos dónde hay que poner el dinero, retirándolo de manos privadas, y el país muestra un avance lento, pesado y mermado en etapas de bonanza, así como retrocesos fuertes, profundos y marcados en etapas de crisis (¿nos suena esto?).

.

Para que te orientes, te adjunto un gráfico de elaboración propia, en el que se aproxima el nivel de gasto de los gobiernos. El gasto público, pasado un 20%-30%, sólo es explicable como prácticas socialistas. Hasta el 10% es la infraestructura mínima de defensa y evitación del inicio de la fuerza, infraestructuras y poco más. Entre el 10% y el 20%, la carga de gobierno e intervencionismo no genera aún graves daños (algo sí pero no grave), y en el caso de EE.UU. se explicaría levemente por su algo mayor gasto militar para hacer de policía del planeta, así como el avance del socialismo también en aquel país, que aunque tengan renombre de muy capitalistas (y lo intentan), no se libran del azote mundial del socialismo.

Y no hemos entrado a valorar las implicaciones éticas de cómo obtener ese dinero de las personas por parte de unos funcionarios. Ya que por parte de las personas no hay acuerdo, ni libre intercambio, así que el gobierno lo debe obtener por la fuerza. Pero esto será tema para otro artículo.

Ni tampoco entramos a valorar otras implicaciones que se derivan de simplemente ver este gráfico: si un país puede funcionar con un gasto público sólo del 10%, ¿por qué someter al sangrado y liberticidio humano de oprimir a tu propia población hasta el 60% como en los llamados modelos nórdicos o socialdemocracias? (que son teóricos ejemplos de estados del bienestar pero que se está demostrando, como todo socialismo, que están quedando obsoletos y son destructores de riqueza y generadores de lo contrario: palpable malestar).

¿Parece viendo ese gráfico que “lo normal” es estar entre el 40% y el 60%? ¿O que estar de maravilla es estar como EEUU en un 20%?

Esta es la trampa del socialismo. Una de tantas.

Lo normal y correcto es estar en el entorno del 3%-12%. Como hemos estado SIGLOS (EE.UU. estuvo unos 200 años seguidos con un gasto del gobierno del 3% aprox., pasando de un hatajo de agricultores rancheros a potencia mundial, hasta que empezaron las revueltas socialistas por todo el mundo), hasta la 2ª mitad del siglo XX, finalmente vencidos por los socialismos a escala mundial, y creándose unos macroaparatos de gobiernos que multiplicaban su tamaño hasta el máximo que permitía la optimización fiscal (Curva de Laffer) desde la perspectiva de maximizar la recaudación, no de minimizar el impacto de la misma, que es lo que hay que hacer. Esto se observa en el siguiente gráfico de valor estadístico excepcional, de 1850 hasta actualmente:

Gasto Público como % del PIB. Años 1850 - 2000

.

.

Por si te interesa la explicación directamente de Milton Friedman. Nunca cansa escuchar a un genio:

9 comments so far

  1. Suko on

    Y lo triste es que la forma más optima es la menos habitual. Luego la culpa de la crisis “es del voraz capitalismo”.

  2. Sistema Social on

    Esta es una interesante forma de legitimer la democracia como medio idóneo en economía. Donde todos decidimos sobre lso recursos que son de todos, y para que todos obtengamos el mayor beneficio.

    Lástima estar tan lejos de la realidad…

    Unos manejan los recursos de todos, y entre ellos se disputan cuántos recibirán beneficios, compran a quienes los vigilan, y nadie más obtiene beneficios. Por lo tanto se debe buscar el contrato más costoso, y con el menor beneficio social posible.

    Salud.

    • Marcos on

      Sistema Social:

      Es exactamente al revés de como has dicho ahí.

      Recursos en Economía son 3: tierra, trabajo y capital (existe un 4º, que es capacidad emprendedora, pero aunque también favorece la siguiente argumentación, vamos a dejarlo por simplificar)

      ■ Trabajo, es obvio que es solamente de cada uno. Si niegas este principio, entonces tu trabajo puede ser mío. Por lo cual ya sabes, tengo por aquí tareas pendientes…

      ■ Tierra, la tierra podemos considerarla prácticamente como no valiosa, salvo por aquello que se encuentre en su subsuelo si hay algo. Cuando un terreno en la ciudad vale millones y en el campo casi nada, el valor no es por ser tierra, es por estar cerca de otras personas y en el sistema y civilización que éstas han creado. Por eso vale. Así, el valor es una creación del ser humano.
      Tiene algo de valor la tierra per se, por supuesto. Pero yo lo ignoraría. Porque si tan valiosa es, vete al monte y dispón de toda la que quieras. No creo que eso te haga muy rico…

      ■ Capital. El capital ya sabemos lo que es: ahorros.
      Capital es todo aquello que produces y no destinas a tu consumo. Tanto capital financiero (meterlo en el banco, comprar acciones, fondo pensiones, etc.), como si compras máquinas (lavadora, camión, máquina cortacésped, ordenador, fábrica, etc.). Ambos “capitales” son lo mismo; son 2 caras de la misma moneda. Ya que obviamente las acciones es una forma de simbolizar una porción de propiedad de una máquina o fábrica, los fondos de pensiones son acciones, un banco invierte tus ahorros,… no me extiendo, porque el tema es realmente muy largo.

      Si la tierra la ignoramos, y los espacios valiosos (ciudad) los intercambiamos por su valor añadido por el ser humano, y no por el valor natural de ellos como tierra bruta y su materia subyacente (nada), nos queda trabajo, que es tuyo, y capital, que es tuyo también.

      Nadie puede decidir sobre lo que es tuyo. No es de todos, es tuyo.
      Eso que llamas “beneficio social” es una quimera. El único beneficio para la sociedad es que esta prospere, ¿verdad?. Con el socialismo y colectivizaciones por la fuerza, aparte de la inmoralidad y sistema basado en el saqueo que supone, se atrasan, paralizan y van a la ruina. Con libertad alcanzan su máxima prosperidad.

      No te engañes. La vida es trabajo duro, estudio, austeridad y ahorro. Si coges la vía fácil y necia de desear lo que tiene el prójimo, sólo tienes 2 vías:
      1) Robárselo individualmente tú y directamente con un arma
      2) Robárselo colectivamente: Intentar que robar sea la ley escrita en tu territorio de influencia, bajo la argumentación de que si el 60% roba al 40% de la población, ya no es robo sino “justicia social”. Cuando la única realidad que hay tras esa perversión es que desean obtener por la fuerza eso que ven que tienen los individuos más laboriosos y ahorrativos, y el socialismo les da una vía cobarde para poder saquear amparados en el grupo y en el anonimato, así como en el anonimato del destino del botín, ya que este se junta todo primero y se divide y reparte después entre los saqueadores; de esta forma ningún saqueador puede identificar de qué persona o personas robadas proviene el botín que percibe, y tampoco ninguna persona robada puede saber en manos de qué saqueador o saqueadores terminan concretamente sus pertenencias.

      ————-

      Si yo cojo un pegote de barro del suelo y hago la Venus de Milo, obviamente NO es de todos. Es mío.
      Si intentas imponer por la fuerza y mediante un número elevado de saqueadores, una ley (inmoral) según la cual aquello que veas deja de ser de su dueño y pasa a perderlo, además de la aberración que es, nadie cogerá el trozo de barro, y en tu país no habrá ninguna Venus de Milo.
      Por eso EEUU es el país más rico del mundo (más o menos, junto con economías libres como Suiza, Irlanda, Australia, etc.), y por eso Cuba es el país más pobre del mundo (más o menos, junto con economías socialistas, como Vietnam, Laos, Congo, etc.).

      ————

      Respecto de lo de ‘unos manejan los recursos de todos’, vuelvo a lo de siempre.
      Si yo dedico el día a cultivar tomates y a hacer figuritas de barro, y los primeros me los como y los segundos los ahorro, nadie ‘manejará’ mis recursos. Son míos. Y comeré (consumo), y tendré cada vez más figuritas (ahorro), y con el paso de los años tendré un ejército de figuritas de barro.
      Si alguien es 100 veces más productivo que tú, así como mucho más ahorrativo, creativo, talentoso y ambicioso también, es normal que pasados 20 ó 40 años observes que tiene muchísimo más ahorro que tú. En cualquiera de sus formas: dinero en el banco, fábricas, casas, o lo que sea.

      Eso no quiere decir que “manejan los recursos de todos”. Maneja lo suyo, y eso suyo lo ha creado él; o con su trabajo (que es suyo), o intercambiando libremente su trabajo con el trabajo de otros.

      Igual que si un señor tiene mucha más musculatura que tú porque su trabajo lo ha destinado a eso y no a fabricar figuritas de barro, él y sólo él es dueño de ese recurso: su musculatura. Y sólo él se beneficiará de ella, así como con quien libremente desee intercambiar. Sería como decir que los musculosos “manejan toda la fibra muscular de todos”.

      Te recomiendo este post: http://wp.me/pHUU8-9z

      —–

      Por último, piensa que lo que tú llamas “democratizar recursos“, salvando las connotaciones inmorales ya señaladas, es realmente que un gobierno expropie todo lo de todos. Por tanto, que un gobierno tenga todo. Eso ya está más que inventado. Observa Venezuela, que a ello va. O los que ya fueron para allá: URSS, China, etc. Y eso es justamente la 4ª opción de las 4 formas de gastar el dinero a que hacía referencia este post.

      La solución a la pobreza es invertir en educación, y sacrificarse mucho, uno mismo. Punto final.

      Saludos

  3. A.Jiménez on

    El último gráfico es sencillamente bestial. Pongámosle algunos datos:

    – 8 millones de pensionistas * 900 euros de pensión media al mes = 7.200 millones de euros mensuales de pensiones.

    – 3.239 milloncejos para dar de comer a los parados.

    – 2.000 millones (cuenta redonda) en pagar los intereses de nuestro sobre-endeudamiento.

    En total, 12.439 millones de euros nos cuesta la entrada a la función. Y ahora lo mejor, los datos son MENSUALES.

    No quiero ni pensar en ese 9% de la deuda griega que ZPedo estaba dispuesto a afrontar.

    ¿Ruina?

  4. […] eficiencia en los primeros e ineficiencia y pérdida en los segundos está explicado en este artículo sobre las 4 formas posibles de gastar dinero, que recomiendo sin duda revisar ahora. Aunque también hay más motivos que explican la […]

  5. Jailon on

    Saludos, tocayo;

    aunque suelo estar de acuerdo con tu posición, hay una idea en las que discrepo, si bien se trata solo de un detalle de tu argumentación y no de una posición diferente: se trata del valor de la tierra, en mi opinión es importante y muy alto, incluso para tener tierra del monte hay que pagarla, y no sale precisamente barata, ¿porqué? Porque disponer de suelo cultivable o edificable es la base para toda propiedad inmueble, por eso los pisos y bienes inmuebles se pagan en metros cuadrados y se obvian los de altura, por el precio de la tierra y el espacio que ocupan en la misma. De hecho en Madrid y alrededores lo que más cuesta es el suelo, mucho más que los materiales de construcción.

    También tengo una cuestión, y es que me extraña soberanamente que EEUU, en su función militar como policía del planeta haya apoyado a movimientos abiertamente contrarios a sus intereses a medio plazo, como la revolución iraní o los talibanes afganos, por no hablar de la dictadura de Saddam Husseim; o por el contrario, que haya atacado en su historia a naciones que le hubieran sido excelentes aliados, como se ha demostrado posteriormente, por ejemplo con la absurda guerra contra España en 1898.

    • Marcos on

      Bueno, vayamos por partes:

      1)
      La tierra, no siempre ha habido que pagarla. Ni en la antigüedad, ni en la era moderna al llegar a nuevos territorios, ni actualmente en cualquier territorio, en base al derecho de cualquier código civil de la usucapio o prescripción adquisitiva. Hecha esta salvedad de escaso valor argumental (lo digo por lo de pagar montes que comentas), vamos al tema.

      2)
      Solamente en un mismo país como España, un metro cuadrado de suelo puede tener 2 precios radicalmente dispares:
      0,30 eur./m2 –> Cualquier finca de 100 ó 200 Ha en Extremadura por ejemplo.
      6.000 eur./m2 –> La superficie horizontal (¡ni siquiera el suelo o terreno!) y PROMEDIO de cualquier piso en un barrio céntrico y bueno de Madrid.
      •Ni comparar esto con el m2 de suelo urbano sobre el que se ha construido ese piso cuyo m2 cuesta de 6000 eur. en adelante. Que el precio de ese solar será obviamente la multiplicación del precio por m2 de cada piso, multiplicado por el nº de pisos.
      •Y ni comparar la finca rústica extremeña con una finca rústica en la pampa argentina, por decir algo, o en cualquier zona de áfrica, donde sería aún drásticamente más barata.

      Como vemos, sólo en España de una zona a otra el precio del suelo es MILES de veces diferente. Comparado en cualquier sitio del planeta, el precio del suelo llega a diferencias de absurdo.

      (Sobre lo que dices de los metros de altura, o el precio de la construcción o todo eso, eso no tiene nada que ver con lo que estamos hablando: el valor de la tierra. La tierra como recurso. No hablamos de vivienda, inmobiliaria, ni nada de eso, que tiene poco o nada que ver.)

      Si le das una releída a la respuesta que le escribo al comentarista ‘Sistema Social’, verás que explicito:
      “Cuando un terreno en la ciudad vale millones y en el campo casi nada, el valor no es por ser tierra, es por estar cerca de otras personas y en el sistema y civilización que éstas han creado. Por eso vale. Así, el valor es una creación del ser humano.
      Tiene algo de valor la tierra per se, por supuesto. Pero yo lo ignoraría.”

      La tierra como recurso económico es lo que es.
      Y si el precio de un ’solar’ o superficie de tierra en una zona es miles de veces más caro que en otra, NO atiende al VALOR de la TIERRA como recurso, sino a la utilidad que le hemos generado las personas, mediante nuestro trabajo. Entonces lo que estás comprando es otro recurso realmente: el recurso TRABAJO. Y ese lo hemos comentado aparte.

      Recursos en economía hay 3: tierra, trabajo y capital. Y la tierra, como recurso, es lo que es.

      Me voy si no al ejemplo de las figuritas de barro. Si yo vivo en el Neolítico y cogo fango de un charco, eso es recurso tierra. Y su valor en este caso es un infinitésimo prácticamente, o cero. Si ahora hago la Venus de MIlo con ese fango, todo el mundo la querrá seguramente. Es obvio que no quieren el fango, sino lo que se hizo con él. En los solares de ciudad, no quieren la tierra, ni siquiera el edificio que se ha hechos sobre ella, sino estar en medio de todos los demás edificios que se han hecho; quieren la posición estratégica y proximidad a todo lo demás que se ha construido (trabajo igualmente).

      .

      ================

      Respecto de EEUU, si algo NO son, es perfectos. Más les gustaría. Cometen errores, y a mansalva. Errores incluso de la gravedad de tener presidentes socialistas, o prácticas socialistas en su administración. Pero bueno, van peleando la vida como pueden.
      Lo de 1898 es la típica guarradilla de guerra, sin más, del presi de turno. El siguente fue Roosevelt, que sería para mí casi comparable a un Stalin. Roosevelt era un socialista y un imperialista, y para más inri con una prepotencia repugnante. Ahí empezó ese estilo “imperialista” estadounidense. Hasta entonces eran una especie de Australia actual.

      Observa como desde él, Roosvelt, en 1900, acaba el capitalismo per se, al menos en una de sus 2 vertientes: el no intervencionismo de impuestos y gobierno en la economía (gasto público), tendencia que sólo consigue parar Reagan en 1980. Este gráfico es fundamental para entender este fenómeno y el s.XX en general:

      Saludos

  6. Jailon on

    Gracias por la respuesta, aclara muchas cosas.

  7. […] Las 4 formas posibles de gastar dinero nomegustalapolitica.wordpress.com/2010/03/25/las-4-formas…  por beosman hace 2 segundos […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: