Un policía saca una pistola en una batalla de bolas de nieve en Whashington – EE.UU.



El pasado sábado 19-diciembre-2009 se dio esta situación que se ve en este vídeo, en Wáshington – EE.UU.

Antes del inicio del vídeo hay unos antecedentes, que a quien interese recomiendo investigar por sí mismo por internet, pero le digo lo que yo he leído: cayó una gran nevada en Wháshington, y a través de Twitter gente quedó para celebrarlo haciendo una batalla de bolas de nieve, típica de estas fechas y estos entornos que se nievan de esta forma. Tiraban también parece ser bolas de nieve además de entre todos por allí, también a los coches que pasaban. En algún sitio he leído que sólo a los Hummer; desconozco este extremo, y entiendo que da igual. Todo era correcto hasta que en uno de esos Hummer que pasaban quien iba era un agente de policía (detective veterano), que no estaba en horas de servicio, y le cayeron al coche varias bolas de nieve. El policía salió con la intención de detener aquella batalla de bolas de nieve. La batalla era amistosa, por supuesto.

.

Las reflexiones que yo me hago son:

1) No peligro ni demencia: Observando el vídeo no se ve una situación de grave peligro para las personas de la calle (los de las bolas de nieve) ni para nadie, tal y como lo pintabana dramática y exageradamente las cadenas de TV europeas, mostrando a cámara lenta y con la pistola remarcada en un círculo un trozo excesivamente breve de la escena completa, que hacía parecer que había un loco armado y descontrolado.

2) Desproporción: Tal y como corean reivindicativa y espontáneamente los allí presentes después “don’t bring guns to a snowball fight” (“no metas pistolas en una batalla de bolas de nieve”), efectivamente, un policía elevar una batalla de bolas de nieve, por muy alborotadora que fuera ésta, a un evento intervenido con pistola, es una total desproporción. En el momento que hay desproporción en la respuesta o en la intervención (y más de tal magnitud), se crea la injusticia y el atropello.

3) Posiblemente el grupo de personas estuviese resultando algo molesto, algo jaleoso, tirando alguna bola de nieve a quien pasara por allí, a los coches sin que a todos les apeteciera, etc. Pero la cosa no pasa de molesta, ruidosa, adolescente, y poco más, dentro de la festividad. Ni que decir tiene que por lo visto eso es algo bastante habitual (casi tradicional) en esos sitios cuando nieva copiosamente.

4) Tolerancia y/o buen humor: Lo correcto es dejarle a la gente libertad incluso para hacer un poco el ganso de vez en cuando; la vida no es todo corrección, tiene que haber momentos de expansión y de cierto desmelenamiento. La mejor medicina para esta situación sería sumarse a ella y hacer un poco el loco por una vez al año, o si no observarlo simpáticamente, o simplemente pasar del asunto e irse. Cualquier opción, desde el buen humor o al menos desde la tolerancia a la espontaneidad y libertad del prójimo.

5) Hablar: Pero si el evento estuviera demasiado mal ubicado, o hubiese cogido unas proporciones por algún motivo delicadas que alguien considerase que debe pararse, lo que habría que hacer es HABLAR con ellos, no intervenir con pistola. En este sentido, no hay más que ver la actitud completamente diferente de este 2º policía (el que está de servicio) que llega, y que habla con la multitud, con psicología, talante tolerante, conciliador y buscando realmente resolver la tensión que ahí se había montado.

6) Pistola como requisito: Es muy distinto ir a resolver un atraco con rehenes a una sede bancaria (necesitas pistolas), que por ejemplo ir a decirle a un vehículo que no puede aparcar en doble fila (no necesitas pistolas, ni debes hacer además gesto de exhibirla). Esto es, no toda intervención policial requiere pistola. De hecho, por suerte para la sociedad y especialmente para la policía, sólo una minoría de las intervenciones policiales requieren pistola. Prácticamente todas sus intervenciones diarias son dudas, orientaciones, pequeños conflictos o discusiones, leves irregularidades, advertencias, requerimientos, etc., y sólo de vez en cuando tienen que recurrir a sacar su pistola para evitar un crimen o salvar vidas. Un policía es habitual que pase toda su carrera profesional sin disparar a nadie. O que las veces que la haya desenfundado las cuente con los dedos de una mano, y sean anécdotas relevantes que comentan entre compañeros, como excepcionales en años.

7) Se observa CORPORATIVISMO; es decir, policías protegiendo a policías, y no policías protegiendo a la población. Cuando llega el 2º policía (con uniforme), en lugar de detener al primer policía (el afro-americano del Hummer), sin cuestionarle lo más mínimo le ampara, y finalmente incluso acaban amparando una detención (hecha excesivamente a la brava) de éste.

8.) Hay quien opina también que el único momento en que están en la escena del crimen MIENTRAS éste está sucediendo, es cuando lo causan ELLOS. Una opinión excesivamente absolutista, pero no por ello carente de bastante verdad. Ya que cuando se les llama porque se les necesita, es muy frecuente que o tarden una barbaridad, o simplemente no lleguen a acudir nunca.

9) En favor de la policía en general, hay que decir que cuando ésta está gestionada con profesionalidad y ética (como en la mayoría de países estables y desarrollados de occidente), gran parte de sus miembros, si no la mayoría, hacen su trabajo con auténtica VOCACIÓN y espíritu de justicia, de ayudar a los indefensos, y de que prevalezca el bien sobre el mal. Pero ni son todos, ni sucede así siquiera en la mayoría de países, en algunos de los cuales se da por aceptada y normal la corrupción en toda la policía.

10) En contra de la policía hay que decir que cuando a una institución -la policía- se la inviste de un poder tan especial (pistolas, violencia y autoridad legal sobre la ciudadanía) bajo el pretexto de realizar exclusivamente el bien, cualquier manifestación de maldad o desprecio a la Humanidad, viniendo precisamente de ellos, provoca un rechazo infinitamente más profundo, y una sensación terrible de impotencia, indefensión y rabia. Si éstos comportamientos son inmorales y tachables en cualquier persona, en alguien dotado de un poder tan delicado como la violencia y precisamente para defender lo opuesto basándonos sólo en la confianza en ellos, pasa a ser inadmisible.

_______________

.

Y la lectura final de lo que pasó en mi opinión sería que al coche del policía éste le cayeron varias bolas de nieve, y coincidió que le pilló en una muy mala época (a saber su situación personal), y quizás en el coche nuevo, y quizás desde dentro del coche esas bolas suenan como golpes en la chapa, cuando desde fuera es un simple bolazo de nieve. Viendo el tamaño de este agente afro-americano, es de pensar que pueda estar yendo al gimnasio y, no sólo eso, sino tomando hormonas de gimnasio para aumentar musculatura, con el grave aumento de la agresividad que se sabe que provocan éstas. Pudo encontrarse alarmado repentinamente por unos golpes a su coche que no entendió y le parecieron más graves, sobre-reaccionó a ese evento parando y bajando nervioso, y sacó el arma en un intento de “imponer respeto” a todos allí, mostrar que era policía, y “dar una lección” inolvidable (no disparando, sino dando miedo con su escena) a quien/es le haya “osado” tirar esas bolas de nieve.

Para su sorpresa, la gente estaba con tal espíritu festivo e irreverente, que aunque se ve en el vídeo que alguno se queda shockeado al ver el arma y reacciona huyendo del lugar con la cara desencajada, otros captan la reacción del policía, pasan por tanto de él, e incluso entre risas le tiran alguna bola de nieve más, que en esa situación de ese policía intentando dejar a todo el mundo temblando de miedo, algo tan cómico como recibir un bolazo de nieve, es justo todo lo contrario y realmente provoca hilaridad. Eso, en quien intenta dar miedo, probablemente provoque desconcierto, humillación y una escalada aún mayor de amenaza y temeridad si no sabe cómo gestionar una situación con un poco de talante y mano izquierda.

_________________

Ideologías:

En EE.UU. no hay izquierda (socialismos), por suerte para ellos. Esto quiere decir que los 2 partidos que tienen son de derechas, aunque sean diferentes. Uno es derecha liberal, y el otro derecha conservadora.

-Los de ideología de derecha conservadora (republicanos -Bush, Reagan-) opinan grosso modo que el policía actuó correcto, que esa gente era molesta, y que tienen que respetar su autoridad. Que el grupo obró mal, y el policía correcto. Que el grupo podía poner en peligro a los coches que pasaban (al final a los coches no podremos ni mirarles, incluso aunque vayan a 30 Km./h., bajo el pretexto demagógico del accidente), y que para hacer algo así hay que irse a un parque, no puede hacerse en la calle o en un cruce de calles.

-Los de ideología de derecha liberal (demócratas -Clinton, Obama-) opinan grosso modo como los comentarios que he puesto más arriba. El policía sobre-reaccionó, NUNCA debió sacar el arma, el grupo era jaleoso y alborotador (como en casi todo ambiente festivo desmelenado) pero inofensivo, y no debemos olvidar lo más importante: LA LIBERTAD. Las personas pueden, por naturaleza, hacer lo que les dé la gana. Eso requerirá siempre tolerancia por parte de todos para encajar la libertad ajena. Lo que libertad no significa es potestad para asesinar, lo cual es una grave trasgresión de la moral y de la vida, para lo cual sí invadimos la libertad del individuo (del asesino). Pero no por disfrutar la vida libremente haciendo una batalla de bolas de nieve.

.

Medidas a tomar

Este policía probablemente no merezca un despido, pero sí alguna medida disciplinaria y, tal vez, la retirada del arma y la reasignación a tareas de oficina. En cualquier caso, estos extremos los tendrán que dirimir juiciosamente aquellos que disponen de toda la información completa, y tienen además esta responsabilidad. Y no nosotros, que lo único que podemos hacer es juzgar si esa situación nos parece moralmente correcta o no, en base a lo que se ve.
.

Pero ¿y tú? ¿Qué opinas de todo esto? Aquí tienes un conflicto contra la libertad. ¿Cuál debe ser la situación más razonable según tú?

_________________

Unos días después, la situación de este policía es la siguiente:

La jefa de policía de la ciudad de Wháshington ha condenado la actuación de este policía. El subjefe comunicó que este policía ha sido despojado de placa y pistola, y destinado a tareas de oficina, al menos hasta que termine la investigación, que intentan que sea lo antes posible, y situar todo en su adecuado contexto.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: