Ideología y edad

Existe un famoso dicho:
El que a los 18 años no es comunista, es porque no tiene corazón. El que a los 40 años es comunista es porque no tiene cerebro“. Sustitúyase comunista por socialista libremente, porque es lo mismo.

Es una de esas grandes verdades, aplastantes, pero que siguen sin tener pleno reflejo luego en la forma de gobierno de un Parlamento que debería ser profesional y eficaz.

A los 18 años se tienen los buenos deseos de un mundo mejor, igual que a los 40. La diferencia está en que a los 18 años se tiene muy poca (o nada) experiencia de vida adulta, y mucha energía (llámese prisa o impaciencia también). También, y debido a la todavía falta de información que va dando luego el rodaje de la vida, se tiene una visión más simplificada de las cosas (de las personas y del mundo).

A los 40 años se tienen los mismos deseos (si no más) de un mundo mejor; para todos. Pero se tiene mucha más experiencia de vida adulta; mucha más. Se tiene mucha energía, pero no impaciencia. La energía se tiene distribuida en muchos más frentes que con 18 años, con lo que a cada frente le toca menos. Y la impaciencia ya ha aprendido uno durante años exactamente cómo administrarla, porque en general no funciona. Se tiene una visión más compleja y atestada de matices de las cosas, lo cual no le vuelve a uno inmóvil, pero sí hay algunos enfoques que llegan incluso a cambiar sorprendentemente cuando se incluyen unos pocos matices.
.

Resultado:

A los 18 abundan los enfoques simples y directos de colectivización (comunismo). Cogemos lo que tienen los ricos y los no tan ricos, y hacemos un mundo mejor, e igual para todos. Por tanto: socialismo (o comunismo).

A los 40, la experiencia y la infinidad de matices llevan a las siguiente conclusiones en personas inteligentes y de moral razonablemente sana:

-El país o su economía no es una palangana de la que cada uno coge líquido hasta que se acabe. Al contrario, es una palangana a la que cada uno aporta. Si al rico se le quita su mérito y legítimo aporte, deja de aportar. Haciendo eso con todos los laboriosos y mayores aportadores (ricos), en la palangana hay muchísimo menos, y lo que se ha generado es pobreza.

-No es intuitivo ni fácil llegar a entender que miles y millones de personas, libre e individualmente, buscando sólo su propia supervivencia y manutención (egoísmo biológico), consigan crear una comunidad equilibrada, próspera y justa. No es intuitivo pensar que 1 solo egoísmo es “quiero lo más posible para MÍ”, pero que uniendo miles o millones de ellos, y dejándolos libres surgen los mercados, las leyes naturales económicas, y se consigue prosperidad para todos, libertad, eficiencia y paz. Parece que para conseguir eso habría que venir a decirle uno a uno lo que tienen que hacer, y prohibirle todo (tipo Cuba). Pero no es así, y la libertad de la persona, como la sabia Naturaleza siempre ha sido, tiene esta magia.

-No se puede ayudar permanentemente a los hombres, haciendo por ellos, lo que ellos deberían hacer por sí mismos.
Ya lo dijo hace casi 200 años Abraham Lincoln (el que liberó a los esclavos).

-Hay un artículo en este blog al respecto de las promediaciones. Si en una clase de Universidad se permite que cada alumno tenga la nota que le corresponde según su propio desempeño en el examen, los habrá que suspenderán, incluso alguno llegará a la expulsión, pero se conseguirá (obviamente) la máxima justicia y el máximo esfuerzo del grupo. Si por el contrario establecemos un comunismo, y la calificación individual es un promedio de todos los exámenes de la clase (por tanto, todas las notas iguales), aparte de que estimularemos más dejación en los más retrasados del grupo, provocaremos también ahora desánimo y dejación en los más avanzados del grupo (amén de robo de su esfuerzo y de su vida per se), provocaremos riñas y conflictos entre ellos, envilecimiento de la moral y de la conducta, nacimiento de la picaresca, mercado negro, etc.

-El poder, incluso el económico (tener más pertenencias que los demás es un cierto poder natural, en la medida en que puedes ofrecer a los demás saciar sus deseos entregándoles algunas de tus pertenencias a cambio de que satisfagan algún otro de tus deseos; es decir, tienes más capacidad de intercambio), cuanto menos concentrado, mejor. Esto es, en manos de la población y no del Estado; de un planificador central, que al fin y al cabo es una persona o grupo de personas. No son ángeles.
Lo que plantea el comunismo, en esencia, es que los funcionarios sabrán mejor cómo aprovechar tu dinero para ti, que tú mismo, decidirán mejor que tú qué consumos te van mejor y te dan más felicidad, y cuidarán tus enseres mejor que tú.

-Etc.

.

Cuando la vida le va dando todas estas experiencias y matices al de 40, si es bienintencionado es un contrasentido que siga siendo socialista, y se vuelve una persona de centro, o liberal (los que promueven la libertad de las personas), o conservadora.

Anuncios

8 comments so far

  1. Laura on

    En efecto, la economía de un país es una palangana a la que todos debemos aportar por igual. Y esa riqueza, debe ser gestionada por un Estado que se ocupará de la creación de infraestructuras para el bien de sus ciudadanos.

    No hay que perder de vista que los liberales abogan sin embargo por el empequeñecimiento tanto de las aportaciones que se hacen a la palangana, como del Estado que las gestiona. De esta manera, esas infraestructuras de las que debe disfrutar la ciudadanía se resienten o desaparecen. Evidentemente, los más ricos entre los ciudadnos podrán costearse el uso de infraestructuras privadas, pero privarán de ellas a una inmensa mayoría. Perder eso de vista, sea consecuencia de la edad o no, creo que no tiene que ver con ninguna ideología, sino con el egoísmo puro y duro.

    Por otra parte, hay infraestructuras (como las carreteras, las centrales eléctricas, etc.) que no pueden costearse desde la iniciativa privada. Eso demuestra la necesidad de un estado fuerte.

    Pero, incluso más allá de estas consideraciones, la presente crisis actual ha demostrado manifiestamente la necesidad de la existencia del estado: por ejemplo, para dar cobertura social a los desempleados que la mala práxis de los empresarios ha dejado sin trabajo. E incluso para socorrer con dinero público a esos mismos empresarios que, en su día, abogaron por la no injerencia de los gobiernos, pero que hoy vuelven sus ojos hacia el estado demandando soluciones.

    Por todo ello considero que lo importante es, con 18 y con 40, mirar con perspectiva la realidad social, informarse, tener espíritu crítico y (auqnue esto es ya una cuestión personal), buscar el bien común por encima del bien individual. Porque si la mayoría está bien, casi con toda probabilidad, yo también lo estaré.

    ¿Es eso socialismo? Si lo es, bienvenido sea.

    • Marcos on

      No Laura, no lo has entendido.

      La palangana no es el erario común o Hacienda, a la que todos contribuimos para que el gobierno se lo gaste como considere, no es eso. La palangana en cuestión es simplemente tu trabajo. Quizás es un concepto un poco difícil de entender sin formación económica, pero para nada iba por ahí el comentario; justamente TODO LO CONTRARIO.

      Los liberales abogamos, efectivamente, por el empequeñecimiento de los IMPUESTOS y del EStado. Eso hace que la gente sea más libre y, así, trabaja más. Cuando alguien trabaja (imagínate un comerciante o un agricultor o un autónomo, para más claridad del ejemplo), esto tiene 2 vertientes: una, el dinero que gana con su trabajo; otra, lo que resuelve a los demás con su trabajo (que eso es lo que le han pagado a él). Esta segunda vertiente es “lo que aporta a la palangana”.

      Por esto te digo que son conceptos quizás no-inmediatos de ver para personas sin una importante formación en ciencia económica.

      En un mundo libre (y una economía libre por ende), las personas aportan muchísimo más. Trabajan más, más felices, y mejor. Con el mismo esfuerzo y el mismo sacrificio (o menos), los resultados se disparan. Esto son LEYES EMPÍRICAS, no hipótesis. Así, no tienes más que ver las economías más libres del mundo, como los países anglosajones y ver su riqueza (lo que aportó cada uno a la palangana de riqueza del país), y luego ver las economías de los países MENOS LIBRES DEL MUNDO (SOCIALISTAS), y ver su pobreza. Es una ley empírica, y es la realidad observable también.

      —————————-

      Por otro lado hablas del egoísmo. Del egoísmo “puro y duro”. Hablas de eso como si fuera algo malo. Y mira, si tú eres tan altruísta, yo tengo toda una serie de necesidades mías que puedes satisfacer (necesidades legítimas) de trabajo y esfuerzo. El altruísmo, que sería la alternativa al natural egoísmo racional que a ti tan temible te parece, es una aberración. No existe ningún motivo biológico para poner las necesidades básicas de cualquier desconocido por delante de las de uno. Intentar convencer a las personas de que deben sentirse culpables y miserables por su instinto de buscarse la vida, buscar alimento y su manutención, y seguridad de vidad, calidad de vida y comodidades, es probablemente la mayor perversión de pensamiento que ha soportado la Humanidad de momento hasta la fecha.

      —————————————————–

      Sobre que determinadas infraestructuras no pueden costearse desde la iniciativa privada es un completo engaño. Una confusión tuya, y una estafa del socialismo. La inciativa privada, en una población económicamente asfixiada por socialismos, efectivamente no puede costear ni eso ni gran cosa. Y cuando el Estado te está expropiando el 50% ó 60% anual de tu dinero (la gente no se cree que es así porque aún no se ha hecho bien las cuentas), la población suele desincentivarse a ganar dinero y a acumularlo. Es el quid del problema del socialismo. En EE.UU., no hay tal debate que tú planteas: prácticamente TODO ES PRIVADO. Se acabó. Incluso determinadas agencias del gobierno se buscaron fórmulas de lo más rocambolesco para subcontratarlas, surgiendo así centrales de inteligencia privadas.

      La S.A. es simplemente la acumulación de dinero de varias personas, tal que estas personas no responderán ellas, sino como máximo con el dinero aportado. ESto es, responde el capital aportado. La S.A. es la figura básica del nivel de desarrollo actual. ¿Y sabes cómo surgió? Pues surgió tras descubrir América, cuando íbamos desde Europa a comerciar con las colonias de allí. Como las monarquías no tenían dinero suficiente para fletar barcos para tal actividad, se creó esta figura jurídica (la S.A.), que inicialmente se llamaron las Compañías de Indias. Así, los capitales PRIVADOS eran los que fletaban los barcos para ir a Las Indias, y no el gobierno. Es decir: el dinero público NO podía, y era el dinero privado el que SÍ podía.
      Cuidadín con cuánto lavado de cerebro te haya hecho ya el socialismo.

      ——————————————————-

      Por último terminas con un comentario, que suena razonable: “si la mayoría está bien, casi con toda probabilidad, yo también lo estaré”. Pero es incompleto, y tiene un leve matiz, con el que fácilmente se puede caer en la demagogia socialista.

      Efectivamente si la mayoría está bien es casi seguro que yo también lo estaré, y tú también. Es sentido común. Por tanto, yo iría a un sitio así.
      Pero si un grupo está bien y otro no, tú no tienes ningún derecho a modificar el “cómo está” la mayoría o no. Es decir, no tienes derecho a expropiar a los más laboriosos para estar mejor tú o quien sea.
      “El hombre, -cada hombre-, es un fin en sí mismo, no el medio para los fines de otros. Debe existir por sí mismo y para sí mismo, sin sacrificarse por los demás ni sacrificando a otros para sí mismo. La búsqueda de su propio interés, propio racional y su propia felicidad es el más alto propósito moral de su vida”.

    • Fernando on

      Una cosa es tener una concepción clara del socialismo, y otra, es usarlo como bandera para manipulación con el fin de lucrarme, usando la adoctrinación de otros menos capaces para generar desorden y beneficiarme de este para llegar a tener dinero y poder. Tu concepto es idealista y yo soy idealista. Si existiera el socialismo en realidad, yo correria a apoyarlo.

  2. Jailon on

    Me encanta tu última frase, sobre lo del hombre como fin en sí mismo. Lástima que para compartirla tendré que modificarla, pues mis tíos y mis primos son muy demagogos y sin leerla la tumbarán con la excusa del machismo para seguir defendiendo al comunismo.

    • Marcos on

      Jajaja, vaya cruz de tíos y primos. Diles que el comunismo, además de genocida (105.000.000 de asesinados para implantar su plan de felicidad y humanidad), es robar. Es ilegal. Es ir a quien está produciendo algo con sus manos, y quitárselo por la fuerza, con violencia. Para dárselo después a quien sea, como si es a un moribundo; es un crimen.

      La frase esa, por desgracia, no es mía. Creo que es de Ayn Rand, casi seguro, aunque no me acuerdo.

  3. Jailon on

    Mira cómo está el patio: http://conlapoliticanohayquienpueda.blogspot.com/

    Algunos no aprenden ni con 80 años……..

  4. Paco on

    Madre mía, por Dios y por todos los santos, qué facha eres.

    • Marcos on

      A mí, comentarios como el tuyo me empiezan ya a sonar a museo de cera.

      No te haces una idea de lo fuera de lugar y desfasado que suenas desde aquí. Tu paso por aquí es como el de un elefante por una chacharrería, y más por este blog que pretende ser pedagógico, de aprendizaje, y modestamente científico.

      La realidad de posición ideológica exacta es, por si realmente eso te interesase por casualidad:
      Gráfico de Nolan (y yo)

      Para quien pueda no estar familiarizado con la jerga, explico:
      -Facha: forma peyorativa de llamar a alguien fascista
      -Fascista: del partido italiano del fascismo de Musolini (era un totalitarismo) o, estirando el término, un partidario de derecha dictatorial o, por extensión, simplemente derecha muy autoritaria

      ————

      Aclarado eso, creo que puede ser útil para quien lea esto poder contextualizar tu “aporte argumental”.

      -Me consta que escribes desde Extremadura.
      -Y creo (no seguro 100% pero casi), que vienes linkado a través de un comment que escribí en mileurismo.com (hablaban de la reforma laboral, haciendo un comentario anti-liberalizador erróneo, y comenté).

      1º Sólo por venir de esa web, fíjate que no creo que seas ni mileurista. Para mí que eres simplemente ocioso. O subsidiado que lo llaman en el socialismo.

      2º Curiosamente escribes desde la Comunidad Autónoma más pobre de España. Pegada a Madrid, donde estoy yo, que es la más rica de España junto al P. Vasco.
      De hecho la renta (PIB) por habitante de Madrid es de 32.000€, y la renta por habitante de Extremadura es de 16.000€. Justo la mitad, a pesar de estar pared con pared.
      ¿Tendrá algo que ver esa mentalidad en ello? ¿Será Paco un buen ejemplo y embajador de la miseria socialista de su comunidad, que mantiene a ésta encadenada a la miseria y espantando a cualquier asomo de talento?

      3º Cómo no, es la mas pobre ¿y la más?… socialista. Como no podía ser de otra forma. La realidad es que Madrid es más rica que Suiza. Y Extremadura está razonablemente próxima a Venezuela (la del MicoMandante que habla como tú: “Fassssistahh”). Y eso que Extremadura recibe MILLONES en transferencias que hacemos NOSOTROS (yo inclusive) hacia allá. Transferencias que no hacemos a Venezuela. Si no, me gustaría ver cómo estaría Extremadura sin estas transferencias. Es, por cierto, también más pobre que Portugal.

      En fin, es tal orgía de miseria mezclada con ignorancia, que es imposible distinguir donde empieza lo uno y acaba lo otro. Y en medio de todo eso asoma Paquito recién bajado de las montañas y todo resuelto con su “qué facha!”. Labrieguillo, que por aquí andamos ya en el siglo 21, ¿eh?
      Que los libros no sólo sirven para arrancar una buena lumbre. Y las universidades no son sólo “cosas de pijos”. Hay vida más allá de pegarle cuatro silbidos a las ovejas.
      Y me parece genial cualquier profesión u oficio, pero si la arrogancia es en general censurable, unida a la ignorancia repugna. Por cierto, la arrogancia es característica del socialismo o del progre: http://www.libremente.org/?p=781

      Y digo yo:
      Si hay una relación empírica científica y sin una sola prueba en contra, tan simple como que CUANTO MÁS SOCIALISMO MÁS POBREZA, tanto a nivel de países como a nivel de provincias o lo que sea… ¿cómo se debe entender un individuo que desea imponer socialismos allí donde resida?

      Hugo Chávez hizo también una reflexión a tener en cuenta, al respecto de todo esto: http://i39.tinypic.com/21d4ieo.jpg


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: