Las creencias y el niño

Los niños son especialmente vulnerables a los comentarios. Un niño está genéticamente programado para acumular conocimiento proveniente de las figuras de autoridad (padres, mayores, hermano suficientemente mayor, profesores, etc.).

El cerebro del niño, por muy buenos motivos evolutivos (darwinianos), está dispuesto de un modo que ‘cree‘ lo que sus mayores le dicen. Ya que sencillamente no es el momento para que el niño experimente con advertencias como “no te acerques a ese precipicio”, o “no nades en el río porque hay cocodrilos”. Cualquier niño que aplicara un cuestionamiento científico-escéptico ante esto, estaría muerto.

De ahí el jusuíta que decía:

Denme a un niño en sus 7 primeros años de vida, y les devolveré a un hombre.

El cerebro del niño automáticamente creerá todo lo que le dicen, incluso si se trata de algo absurdo. Y luego cuando el niño crezca tenderá a transmitir el mismo sin-sentido a sus hijos.

Una prueba de la pasmosa, ciega e incondicional credibilidad de los niños es el “juego” a nivel planetario con Papá Noel, los Reyes Magos, el ratoncito Pérez cuando se le cae un diente, el hombre del saco, y en general también los cuentos infantiles. Se lo creen todo.

.

En realidad, para casi todos, crecer significa ir superando todas esas creencias ciegas, e ir incorporándose buenas dosis de pensamiento racional propio. Se supera mediante esto en algunos casos la fe religiosa heredada de los padres, por ejemplo. Se produce realmente una liberación. Pero esta liberación no tiene por qué ser completa, y en muchos individuos es además muy escasa; varía mucho de unos a otros. Así, los hijos de comunistas tienden a ir también en esa dirección comunista por inercia, y los hijos de conservadores también en la suya, aunque en ambos casos ni se hayan cuestionado por qué en su origen comulgan con eso.

Las figuras de autoridad cuando se es niño son los padres, profesores, y mayores cercanos en general, pero cuando se es adulto y se “emancipa” uno, la autoridad proviene más de uno mismo, y a quien se le otorga también bastante autoridad es a los líderes políticos (ése es su trabajo, ser la autoridad de poblaciones), a jueces, al telediario en muchos casos, a LAS CREENCIAS Y SENTIRES DE LA MAYORÍA DEL ENTORNO (o país), y a artículos de periódicos, etc. (de ahí que se llamen artículos de “opinión”, porque crean oponión).

•Si tanta gente en mi país a mi alrededor piensa que los empresarios son malos, y que el ánimo de lucro en las personas es malo (aunque lo tengamos todas), pues será que lo es, ¿no?
•Si tanta gente en un país piensa que los estadounidenses son unos estúpidos y unos desgraciados que merecen toda nuestra antipatía… resulta difícil sentir simpatía hacia ellos en medio de todo eso.

¿Cuánto del entorno nos tiene el cerebro así, lavado? ¿En qué % sentimos lo que siente todo español promedio criado en este territorio, y si fuera un chino adoptado sentiría lo mismo?

¿Te emancipaste suficientemente de tus padres y profesores, o aún te queda tiempo (años) de reflexión personal y análisis OBJETIVO e informado sobre el mundo? Tal vez ya has hecho mucho en este área, porque además es algo biológico esa búsqueda de emancipación.
Pero, ¿y del entorno? ¿Crees que de eso te podrás emancipar alguna vez? ¿Y de eso que llaman la cultura nacional, o la cultura española? ¿Y después de eso, de algo tan enorme que sería la cultura europea?
La experiencia de pasar una buena temporada viviendo en otro país (semanas o meses) suele ser tremendamente enriquecedora JUSTAMENTE en este área que comentamos. ¿Has pasado alguna temporada inmerso en alguna cultura extranjera?

-¿Tiene algo de bueno o de equilibrado un socialismo, aunque sea este de la Europa continental?
-¿Realmente somos tan inteligentes en España, o hemos recibido una avalancha de formación memorística y desestructurada que aturde, desorienta y no ayuda a pensar?
¿Qué opinas de estas 2 cosas?

.

Y como me dijeron en la Universidad:

¡No te creas nada, ni lo que digo yo! ¡Confirma todo por ti mismo!

5 comments so far

  1. Jailon on

    Yo pienso lo segundo, se nos ha saturado a los españoles de prejuicios, desde la época de los Reyes católicos. Solo que cambia la razón, pero suele aprovechar los prejuicios de su predecesor. Por ejemplo: ¿no te resulta extraño que todavía hoy en general los españoles odien a los hebreos y la mayoría abomine del Estado de Israel?

    Shalom

    • Marcos on

      Entiendo que eres judío, entonces.

      Bueno, yo no soy judío, ni nadie de mi familia. Tampoco soy religios ni practicante, pero fui bautizado. De hecho el estar hablando de esto ya me parece un poco fuera de sitio.
      He tenido algún amigo que más adelante supe que era judío. O algunas personas de las que admiro lo son.
      Es decir, me importa bien poco si alguien es judío o no.
      De hecho en mi familia siempre ha existicdo un cierto prejuicio POSITIVO hacia los judíos, como individuos que por algún motivo son más estudiosos y más ahorrativos que los demás.

      No me chupo el dedo. Lo sé, lo veo. Absorbo toneladas de información estadística. Sé exactamente cuánto profesorado universitario judío hay en EEUU, cuanta población judía, me conozco Israel al milímetro sin haberla pisado nunca, etc.

      Por lo demás, los judíos me dan igual. Es decir, como colectivo me da igual. Es como si me hablas de los protestantes, de los luteranos… No es algo a lo que yo trate como colectivo. Me resbala. Una cosa que no me gusta de los judíos es ese leve toque de fundamentalismo o sectarismo que mantienen; pero vamos, que me da igual. Eso es una cuestión estética, y por encima de ello está sin duda la libertad de las personas y valores más importantes; la de ellos me refiero, y la de cualquiera, claro.

      Si un tipo vestido de bufón no es mi media naranja, o un tipo que besa un muro 14 veces al día no es mi ideal de alma gemela (o tal vez sí), eso es un tema personal e íntimo, que nada tiene que ver con las cuestiones de PRINCIPIOS GENERALES DEL DERECHO, JUSTICIA y LIBERTAD CIENTÍFICA que es lo que yo planteo (o intento) en este weblog.

      Aparte, yo sinceramente no percibo eso que tú dices, del odio español a los hebreos.
      Una cosa será el odio de los socialistas a los hebreos… pero los socialistas lo odian todo. Se odian incluso entre ellos. De ahí que tengan tantas etiquetas. Todo son divisiones, encontronazos, luchas internas,… incluso el nacionalsocialismo es enemigo nº1 del socialismo; de locos…
      Y los que no somos socialistas al final nos entendemos incluso aunque sea liberales puros con democristianos o conservadores-tradicionalistas. Curioso, pero así es.

      Otra cosa también tal vez sea en el rango intelectualmente limitado de la pirámide (masas), simplemente el rechazo a lo diferente, por desconocimiento. Lo de siempre, vamos. Unido a ese freno aprendido de “pero no soy racista”. En fin, el cóctel de catetez.

      Sinceramente, yo no veo ese antisemitismo, y desde luego sí que no en los niveles socio-culturales altos.

      Sí veo a los judíos siempre hiper-sensibles con el tema, y además totalmente impermeables a las culturas a las que van. Aspectos éstos que también habría que poner en la mesa, si bien están realmente en todo su derecho de ser y vivir así. Pero hacerlo y desear ser carismático es otro tema. Insistir en además ser carismático estirando demasiado el argumento del racismo o de la igualdad es generar culpa e incomodad injustamente.

      El carisma o caer bien eso se lo gana uno. Los derechos nace con ellos; es otro tema. Y, como dijo un alguien y se le atribuye erróneamente a Voltaire, defenderé con mi vida tus derechos (a expresarte libremente y a lo que sea). Pero lo demás es cosa de cada uno.

      Saludos

  2. Jailon on

    Bueno, más me refería a los socialistas -lamentablemente un amplio sector del país- y sobre todo a los medios de comunicación, que comprenderás sí que suelen entrar en ese tipo de odio. Estoy de acuerdo en que muchos otros sectores de población no caen en los tópicos de los medios izquierdistas tan fácilmente, pero por ejemplo a los adolescentes sí se les satura de prejuicios, y no solo contra Israel sino contra la Iglesia, contra el capitalismo, contra las multinacionales, EEUU, y casi contra la misma actividad empresarial, y lo peor desde muchos frentes, la música -baste mencionar a Ska-P o a Miguel Bosé, convertido en icono homosexual pese a defender las dictaduras más crueles contra esa orientación sexual-, la mayoría de profesores de secundaria, especialmente en materias de geografía e historia -todavía hoy vemos cómo alaban al Imperio Árabe o turco mientras denigran a los mismos europeos y por supuesto a EEUU-, ciertos canales de radio y televisión, incluso documentales presuntamente “culturales”, cine (recordemos los antivalores de Almodóvar o Penélope Cruz), novelas (“Águila Roja”), noticias (de vergüenza la visión sesgada que muestran a la sociedad de los conflictos internacionales), periódicos gratuitos o baratos como “ADN” o “público” (en los que se da más importancia a la vida privada del presidente de Italia que a las actuales atrocidades del gobierno chino o venezolano), etc.

    • Marcos on

      Totalmente de acuerdo, amigo.
      Acabas de meter el dedo en la llaga, con diáfana claridad, además, sobre el aparato propagandístico socialista.

      Una parte es dirigido, orquestado y sufragado (ilegalmente en algunos casos), y otra parte ya es por inercia que la propia cultura va generando. No se sabe dónde acaba lo uno y empieza lo otro.
      Es decir, ¿ADN es de noticias populistas y torticeramente socialistas porque su público no tiene un duro (periódico gratuito) y se deduce que medra fácil en ese público la demagogia de alentar envidias, odios, etc.? ¿O lo es porque nació ya con ese fin propagandístico? ¿Estrategia comercial penosa, o estrategia socialista?

      La TV en España, sus canales socialistas (CNN+, Cuatro, LaSexta, y TVE actualmente), son claramente dirigidos, y preparados, como si fueran un mitin constante. La verdad es que indignan cuando llevas un rato seguido viéndolo.

      Pero p.ej. ¿Almodóvar? ¿Miguel Bosé? ¿Willy Toledo?… ¿pagados… o simplemente tontos? Casi seguro pagados. Con esas partidas prespuestarias a “cultura”. Pero caso a caso, ya uno se pierde.

      Es tremendo el problema al que nos enfrentamos.
      Y lo de las noticias, como dices, a mí personalmente me crea una impotencia también enorme.

      Lo más angustioso es algo que seguramente a ti también te pasará: que hubo alguna época, aunque fuera bastante joven, en la que te creías todo eso que veías en la tele, sin saber juzgarlo como ahora. Y da vértigo pensar lo que te metieron en la cabeza…
      Y preocupa la cantidad de gente, adulta, con la que hablas y ni se entera, ¿verdad?

      En fin. Es lo que hay de momento. Hay que seguir luchando por la verdad y la libertad.

  3. Jailon on

    Efectivamente, y no solo en la tele sino en el mismo instituto, lo cual me parece mucho peor. Seguro que también habrás oído a profesores decir lo de que Cuba y la URSS “no era socialismo”……


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: