¿Qué hacer en un mundo comunista?

Si eres una persona trabajadora, esforzada y deseosa de progresar y mejorar en la vida, el comunismo expropiará todo aquello “de más” respecto de la media, que consigas por ti mismo, para incorporarlo a “la causa común”.

En dicho entorno… ¿para qué esforzarse? ¿Para que te lo roben y se lo den al que deliberadamente se ríe de ti mientras sólo busca fórmulas para escaquearse y vivir de la sopa boba? (de esto en España ya está lleno)

Por tanto, en dicho entorno no nos esforzaremos por encima de la media, porque no tiene mayor sentido. Nos lo roban. Pero… ¿nos esforzaremos siquiera para alcanzar la media? ¿Para qué? Si nos esforzamos por debajo de la media, recibiremos hasta la media igualmente. Así que… mejor que nos den lo de otros, ¿no?

Resultado: si la política es que vivamos de la sopa boba todos, pues hagámoslo completamente y juguemos a ese juego, no seamos nosotros los esforzados que mantenemos grautita e inútilmente al resto, ¿no?

________________________

Por otro lado, si dicho comunismo permite la propiedad privada (sería socialismo entonces), ¿cuál sería la decisión óptima de la persona capaz pero inhabilitada para abandonar ese mundo comunista?

.

La autoconstrucción (en socialismo con propiedad privada)

Lo decisión óptima sería invertir el esfuerzo propio allí donde le va a dar retorno a uno y a los suyos. Es decir, en el trabajo oficial profesional para “la causa común” hacer LO MÍNIMO POSIBLE, intentando escaquearse al máximo, hacer las mínimas horas posibles, fingir enfermedades, cansarse lo mínimo posible y asistir lo mínimo posible, pero dedicarse a trabajar en la construcción de la casa propia. Podría así uno llegar a hacerse con los años un caserón, con piscina y jardín y todo lujo de detalles, gracias al trabajo personal y propia construcción. Esa sería la forma de “ser rico” y disfrutar al máximo de la vida y del propio esfuerzo, en un entorno comunista en el que el intercambio económico está gravado al 100%.

Podemos disfrutar de ese mini-paraíso auto-contruído, porque en nuestro ejemplo existe la propiedad privada. Si ése comunismo es más radical y tampoco permite ni que una casa sea propiedad privada, y cualquiera puede entrar en cualquier casa, tampoco nos merece la pena ese esfuerzo anterior, porque lo que sucederá es que todo el mundo dejará su casa y vendrá a la nuestra. Es obvio… son comunistas, pero les encanta el lujo. Especialmente si es ajeno y sin esfuerzo.

.

Cultivarse a uno mismo (en comunismo extremo)

En este caso, sin propiedad privada ni para el hogar, la propiedad privada terminaría en la piel del individuo. No podríamos ser dueños de ningún objeto, ni de ningún sitio. Todo es público y compartible (y todo bien público tiende a sufrir un consumo abusivo, ya se sabe), así que para qué invertir en algo ajeno.

Esto quiere decir que la forma de ser “ricos” sería cultivar el físico y el intelecto, lo cual nos proporcionará unas mayores satisfacciones y mejor calidad de vida que a los demás, a igualdad de domicilios e ingresos.

Físico: estar musculoso, en forma, cuerpo atractivo y definido, ágil y fuerte, SANO… nos dará sin duda muchas más alegrías, satisfacciones y seguridad que un cuerpo fofo, débil y/o enclenque. Por tanto, es una fuente de felicidad y disfrute exclusiva para uno mismo (y para los suyos), en la que merece la pena invertir. Amén de que esta capacidad física extra puede ser utilizada para trueques de favores e intercambios, que será el mercado subyacente que seguirá existiendo incluso en comunismo.

Intelecto: dedicarse a estudiar todas aquellas ciencias o disciplinas que uno siempre quiso conocer, saber de todo un poco, y de un poco todo, entender a fondo el mundo, saber desenvolverse mejor aún en él y tomar mejores decisiones… Estudiar 3 ó 4 carreras, ¿por qué no? Invertir en el propio intelecto, que será una propiedad privada que nadie nos podrá robar. Eso nos dará inteligencia, seguridad vital, prestigio social, etc. Amén de que esta capacidad intelectual inusual puede ser utilizada para trueques de favores, que será el mercado subyacente que seguirá existiendo incluso en comunismo.

Técnicas de seducción: si a las mujeres no se las puede impresionar por tener un Ferrari o un yate (porque ninguno de los 2 existen en comunismo), se elimina esta vía de seducción tan universal para las más atractivas. La dicisión óptima en este entorno tan comunista sería estudiar y practicar técnicas de seducción hasta niveles de experto, de forma que, a igualdad de propiedades y dinero (es comunismo), sigamos teniendo esa ventaja para seducir al género femenino. Amén de que esta habilidad extra puede ser utilizada sin duda para trueques de favores e intercambios, que será el mercado subyacente que seguirá existiendo incluso en comunismo.

Cocinar para uno mismo: en libertad económica tiene sentido de vez en cuando comer un sandwich o una hamburguesa rápida, para invertir el tiempo en cosas más útiles y productivas. Pero en comunismo esta pequeña renuncia de salud y felicidad, no procede. Por tanto, merecerá la pena en comunismo volverse un auténtico artista en la cocina, para disfrutar de esa habilidad propia a diario, uno y los suyos. Comer mejor dará más felicidad a través del estómago, y más salud nutricional sin duda. Será por tanto una fuente de felicidad y disfrute de la vida, imposible también de expropiar (si nos obligaran a cocinar para los demás, con hacerlo mal ya está resuelto el problema). Amén de que esta habilidad excepcional puede ser (y será) utilizada para trueques de favores e intercambios, que será el mercado subyacente que seguirá existiendo incluso en comunismo.

.

Ejemplos de Trueques de Favores e Intercambios

¿En qué pueden consistir estos trueques de favores e intercambios, en un mundo comunista en el que el intercambio de bienes y servicios está prohibido? Pues existirían infinidad, porque el mercado de utilidad y de atenciones y felicidad sigue existiendo; es tan natural como el respirar. Unos ejemplos:

Colas: en las numerosas y largas colas que hay que hacer para todo en los comunismos (racionamientos), un intercambio o trueque es cambiarnos la posición. Nos genera felicidad, comodidad, bienestar. A cambio, daremos o habremos dado algo de lo cultivado, según lo comentado en los puntos de arriba.

Psicología y psiquiatría: nuestro amigo psicólogo y/o psiquiatra (o psicoanalista) nos proporcionará un extra de asesoramiento, vigilancia, recomendaciones y cuidados, para nosotros y para los nuestros, más allá del servicio médico estatal. Como intercambio de favores. Este psicólogo o psiquiatra, siendo un nº1, puede seguir en un mundo comunista la misma actitud de trabajar ofreciendo el mínimo posible a la comunidad, y reservarse para sí mismo la calidad. En este caso, para nosotros también, calidad a la que no tendría acceso el resto de este país comunista.

Abogacía: lo mismo que el amigo psicólogo y/o psiquiatra, con el amigo abogado. Sus conocimientos y capacidad de trabajo de mayor calidad no los ofrece en su trabajo obligatorio y remunerado a decretazo comunista, sino después en su entorno cercano y personal, a aquellos a quienes tiene en estima. Intercambiaríamos favores y atenciones con él, que nos asesoraría y orientaría (o incluso representaría si tuviéramos esta libertad de elección de abogado en comunismo) ante cualquier conflicto con otra persona, civil, penal, en el trabajo, o con el Estado.

Actor, cómico, cantante, cuenta-cuentos, etc.: cualquiera de estas profesiones del espectáculo y del arte, nos proporcionaría, y con especial motivación, a nosotros y a los nuestros, horas de entretenimiento y momentos mágicos. Esto serían disfrutes de la vida privativos en este caso, e inaccesibles al resto. Si al artista le “obligan” a hacerlo para la masa gratuitamente, con hacerlo con menos chispa y desganadamente, asunto resuelto. Cuando lo hiciera para nosotros, a cambio libremente de nuestros otros favores, lo haría por decisión propia y entusiasmado; nada que ver.

Masajista, fisioterapeuta, etc.: idem que los anteriores. En su trabajo obligatorio a la fuera, con desgana, buscando siempre los mínimos sostenibles. En sus intercambios de favores, demostrando con entusiasmo todo de lo que es capaz como profesional. Cuánta felicidad obtendríamos también por esta vía…

-Un decorador, por ejemplo, no nos serviría. Porque nos daría su servicio con entusiasmo, nos quedaría una casa chulísima, pero siendo esta propiedad pública pasaría a ser también de cualquiera a quien le gustase. Así que, como sólo puede dar servicio a pertenencias extra-corporales, no nos sirve.

Medicina y veterinaria: en nuestros intercambios y trueques, cualquier médico top o veterinario top con quienes intercambiásemos favores de mutuo agrado, nos proporcionarían también un extra de diligencia en atendernos, de disponibilidad, de rapidez, de calidad en la atención y en el diagnóstico, y de cuidado y seguimiento posterior. Sin duda.

■Etc.

6 comments so far

  1. CR on

    Saludos desde CHile, estupendísima la forma y fondo de tus planteamientos, muchos no son intuitivos a primera mirada. Hay actividades humanas que a consecuencia de nuestro encéfalo filtrado por miles de años de dificultades se nos presentan “gratuitas” a cambio de utilizar tiempo. Los pintores de las cuevas de altamira estaban probablemente efectuando una actividad que está fuera de conseguir comida aunque probablemente tuviese repercusión en su estado anímico o fueran favorecidos de alguna forma por compañeros de caza o las mujeres de éstos. Viene en tratar de meter en el análisis la conveniencia de las actividad humanas o las motivaciones profundas.
    No solo de niños creemos en el “viejito pascuero” las caricias de nuestra madre cuando niños nos parecieron gratuitas, todavía las buscamos.

    • Marcos on

      Hola amigo, gracias por tu comentario.
      Suerte tenéis ahí en Chile, el país ejemplo para toda Latinoamérica, que por suerte os habéis librado de socialismos, y tenéis una de las economías más libres del mundo, y uno de los países con más paz del mundo también. Un ejemplo, que supera en varios puntos como estos a España.
      http://i50.tinypic.com/2v1uflh.jpg (mapa de libertad económica)

      En PIBpc, será probablemente cuestión de tiempo.

      Un saludo

  2. Jailon on

    CR, yo creo que los actos de amor no son para nada altruístas, dado que no se dan igual a la madre o a los hijos que un desconocido o a alguien que te ha hecho la vida imposible, por mucho que los espiritualistas pretendan decir que la naturaleza humana dicta lo contrario y que hay que ser altruísta, lo cual es antinatural y como bien dice el compañero en otros post, hasta pernicioso.

  3. Nombre on

    Buenas, te recomendaría leer a algún autor comunista antes de escribir lo que has escrito. Sin acritud ninguna, se ve muy claramente que no tienes idea de lo que es más allá de lo que has escuchado en TV u otros medios.

    http://www.mediafire.com/view/c4bitaolgncbgcj/El+ABC+del+comunismo+libertario+-+Alexander+Berkman.pdf

    • Norve on

      Lectura utópica! irreal y falaz.. has visto una práctica exitosa del comunismo? los hechos valen más que las palabras. Comunismo=mediocridad, comunismo=cúpulas capitalistas-pueblo en la miseria.

  4. Ángela on

    Desde luego… Lo peor que hay es hablar como si supieses cuando no demuestras que sabes. Das por hecho opiniones tuyas que crees inaleinables e innatas en el ser humano cuando no tienes la humildad suficiente para reconocer que no todo el mundo piensa así. Y ya, la parte de la seduccion a la mujer … Me mató. En mi opinión una afirmacion (encima con los argumentos tan pobres que caracterizan tus artículos) en la que solo hablas por tu género, ya me confirma tu egocentrismo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: